Seis cosas que hacer antes del otoño


 

En el mes de septiembre en nuestro clima continental tenemos una segunda primavera en las plantas, por lo que hay una serie de labores a poner en práctica antes de que lleguen los meses de frío. Nuestras plantas lo agradecerán con un mejor aspecto en la siguiente primavera y en estos días previos a la siguiente estación.

Rosales.

Hay muchas variedades que siguen regalando floraciones incluso hasta el mes de noviembre, así que sigue regando y abonando tus rosales pero permanece atento a la aparición de posibles hongos en caso de exceso de humedad, elimina las flores marchitas y partes que estén afectadas y disfrutarás de tus rosas más tiempo.

Estanques.

Si las plantas se han desarrollado excesivamente puedes sacar los ejemplares de tu estanque que estén algo "asilvestrados" y dividirlos, elimina las hojas y flores pasadas, todo lo seco y feo, si se quedan se descomponen y suponen un foco de infecciones para el resto del estanque.



Vivaces.

En otoño e invierno las plantas entran en estado de letargo y su crecimiento se para, pero antes de eso este grupo de plantas saca los brotes de las nuevas plantas del año que viene, veras que en la base de sus tallos salen nuevos tallos, así que poda sólo a ras de tierra las flores marchitas y parte de la vegetación.

Riego.

Toca ya reducirlos algo según van bajando las temperaturas, ve reprogramando el riego automático para que sea una reducción paulatina, que no sea un corte demasiado brusco. Si lo tienes programado todos los días quince minutos por ejemplo, pásalo a diez pero mantén el riego diario, después puedes pasar el riego a cada 48h, más adelante a dos veces por semana...y así ir reduciendo. Este mes y el siguiente suelen ser cambiantes y tendrás que tomar las decisiones según llueva o no, tengamos el "veranillo de San Miguel" con sus altas temperaturas, etc.

Abonos.

Durante el verano los continuos y abundantes riegos han arrastrado la mayor parte de los minerales y nutrientes de los parterres, jardineras y macizos de flores y arbustos, así que toca reponer el alimento de nuestras plantas . Aún puedes decidirte por utilizar abonos naturales o químicos, cuando lleguen los meses de frío estos segundos pueden ser menos efectivos. Una buena solución es aplicar un abono de lenta liberación, de los de tres meses, de esta manera tienes corregidas las carencias hasta que lleguen los meses del letargo en las plantas.

Césped.

No dejes en el césped las hojas que empiezan a caer o que te traigan los días de viento, podrían crear hongos e infecciones y aparecer las temidas manchas o clavas en el mismo, rastríllalo para mantenerlo limpio y aprovecha este momento para aplicarle repoblador y suplir así las carencias que se hayan producido en el verano. Pregunta en nuestra sección de bricojardinería para que te orienten.






Comentarios