Un chocolate que no engorda


Si hay algo curioso en el mundo de las plantas son los aromas que desprenden algunas que son realmente sorprendentes, hay pelargoniums que huelen a rosas, hierbas con sabor a Cola... y hoy os vamos a hablar de la Akebia quinata, una trepadora con olor a chocolate y a vainilla!

Sus flores son otra de sus atracciones pues son realmente curiosas y bonitas, de una tonalidad que va del burdeos al berenjena y en las que podrás diferenciar claramente las que son femeninas de las masculinas pues en las primeras verás que son mucho más grandes y tienen gruesos carpelos, mientras que las masculinas los estambre son curvos.

Esta trepadora es de hoja caduca, aunque dependiendo del clima puede mantener algunas de sus hojas y en las zonas templadas asomarán sus floraciones ya desde Febrero, pero en la nuestra hay que esperar a Marzo o Abril.

Fruto de la Akebia

Si buscas una planta trepadora de crecimiento rápido, ésta es una de ellas pues es de tipo vigorosa y que se adapta a diferentes exposiciones, de sol o de sombra, aunque como toda planta de flor, si lo recibe será más generosa en sus floraciones. Es más resistente de lo que aparenta por su aspecto delicado ya que soporta bien cierto grado de sequía y aguanta normalmente heladas de -15ºC. Le gustan los suelos bien drenados y fértiles y tendrás que ponerle un soporte por el que pueda trepar y sujetarse.

Para terrazas y pérgolas es perfecta pues alcanza los 10m de
altura. Sus raíces alcanzan mucha profundidad en el terreno así que piensa bien dónde la quieres tener porque no aguanta bien los transplantes.

Otro punto a favor de esta planta es que puedes utilizarla no sólo como trepadora, si no como cubresuelos en zonas donde tengas el terreno con cierto desnivel, o sobre algún tipo de muro.










Imagen de Sonja Kalee en Pixabay 
Documentación: Verde es Vida


Comentarios