¿De safari por casa?



Si hay algo claro que ha traído la pandemia del Covid19 y al margen de los estados de alerta, es que tenderemos a estar más tiempo en casa hasta que haya una vacuna o tratamiento seguro. No dejaremos de salir con todas las medidas de responsabilidad social a nuestro alcance por supuesto, necesitamos relacionarnos, es intrínseco a nosotros y nuestra cultura, pero también es cierto que hemos tomado otra nueva conciencia y hemos asistido a escenas que la naturaleza nos ha enseñado tras los meses de confinamiento como la presencia de ciervos en las ciudades, patos de paseo, mayor número de aves delfines que se acercan a las orillas en las playas... es una ocasión de oro para seguir apreciando y disfrutando de la Naturaleza y enseñar a los niños a hacerlo desde pequeños.

Así que os proponemos una guía para que los niños en casa puedan crecer junto a las plantas y con las plantas...nada como tocar, ver y oler ese mundo verde que está a nuestro alcance, inventando juegos con ellos, dedicándoles tiempo de calidad y con menos horas de tablets y televisión asegurados. Y estaréis creando unos recuerdos de familia impagables.


Vayamos de expedición.
Solo necesitamos una lupa,si es grande mucho mejor, un cuaderno y lápices de colores. Con la lupa invítales a observar las hojas de las plantas que haya en casa o en el jardín, un mundo de dibujos, de brillos metálicos, efectos de terciopelo, etc les esperan, por no hablar de la fauna de insectos. Después será divertido pintarlos.


Mini jardineros.
Regar las plantas o transplantarlas o semillar será una tarea relajante y que pueden hacer perfectamente a tu lado y si les das esa responsabilidad como un juego la satisfacción será aún mayor.

Mini botánicos.
Los Peñotes recibe visitas escolares y los niños que vienen lo disfrutan muchísimo. Haz lo mismo con tus hijos, traélos al centro de jardinería, enséñales los nombres de las plantas con fotos en casa primero, incluso puedes imprimir unas fichas con ellas y al llegar será divertido localizarlas in situ.

Mini hortelanos.
Contar con un huerto urbano en casa sería una gran actividad din duda en la que aprendan a practicar la paciencia y la constancia y la satisfacción de comerse después lo cultivado.






Fotografías: Unsplash

Comentarios