Presta mucha atención: los ficus de hoja ancha mejoran tu salud


Si  mencionamos la palabra Ficus como planta de interior, lo más seguro es que pienses primero en la variedad benjamina, los de hoja pequeña... son los que en las dos últimas décadas han estado más presentes en las casas. Pero hoy vamos a centrarnos en todo un clásico: en los ficus de hoja ancha.

Y el motivo no es otro que el destacar la función oxigenante que poseen y la capacidad de purificar el ambiente de la estancia donde los coloquemos. Este tipo de plantas de interior mejoran el aire de nuestras casas y lugares de trabajo al convertir el CO2 en oxígeno. El tamaño de sus hojas ayuda también a mantener una cierta humedad en el hogar al evaporar el agua más gradualmente. Todo ello hace de este tipo de plantas unas candidatas perfectas para colocar dentro de tu casa u oficina.

Y como puedes elegir entre diferentes variedades, puedes optar por la que más encaje en el estilo de tu decoración.


Origen
Ficus es el nombre latino de la fig. Ficus de hoja ancha es miembro de la familia de la morera y crece en regiones (sub) tropicales, principalmente en Asia y África, pero también en América del Sur y Australia.  

Variedades 
Ficus lyrata está disponible como arbusto de interior y como árbol estándar, y tiene hojas brillantes que se parecen a un violín. Destacan especialmente las grandes y llamativas venas que aportan textura a las hojas.
Ficus elastica tiene hojas lisas de color verde oscuro con finas venas que están marcadas como una pluma y alcanzan una longitud de alrededor de 25 cm. Crece hacia arriba y, por lo tanto, no ocupa mucho espacio a pesar de las hojas grandes.
Ficus binnendijkii 'Alii' y 'Amstel King' tienen principalmente hojas largas que no son anchas, pero cuelgan decorativamente.
Ficus Cyathistipula tiene hojas brillantes de color verde oscuro, puede producir higos desde una edad temprana, y es un gigante de interior potencial muy ramificado que sube hacia arriba a lo largo de una estaca y, por lo tanto, crece de forma atractiva en posición vertical.


Consejos para el cuidado 
• Tu Ficus puede tolerar un punto de luz o sombra parcial, pero no pleno sol.
• Es mejor no moverlo con frecuencia. Acostumbrarse a un nuevo lugar exige mucha energía del Ficus.
• Si la planta está en peligro de crecer torcida, gírala un cuarto de vuelta todos los días.
• El suelo debe estar ligeramente húmedo en todo momento. Los Ficus de hojas grandes puede hacer frente a menos agua en invierno.
• Dale algo de comida una vez cada dos semanas.
• Una ducha rápida o estar afuera en la lluvia de verano mejorará tanto la planta como las hojas.
• Transplantalo a una maceta más grande y tierra fresca para macetas una vez al año para mantener el Ficus de hojas grandes en las mejores condiciones y mantener su crecimiento.



Comentarios