¡Al agua patos!



Ya hemos hablado en otros post de la importancia del agua en el jardín, de que su utilización paisajística como símbolo de vida y fertilidad está implícita en todos los estilos de jardines, no podrían comprenderse los jardines de estilo árabe, japonés o románticos sin su presencia, ya sea en forma de fuentes o de estanques que es la opción de la que vamos a hablar aquí.

A la hora de decidirnos por colocar un estanque lo más importante es conseguir un equilibrio natural. Para ello es necesario tener en cuenta todos los elementos que forman parte de un estanque.
Los seres vivos del estanque como son los peces, ranas y caracoles van agotando el oxígeno del agua por lo que es necesario contar con plantas sumergidas de las llamadas oxigenantes que van a reponer ese oxígeno necesario.

Nenúfares

Por otra parte el agua es rica en sales minerales y si está expuesta a la luz directa del sol, en poco tiempo se llenará de algas que darán ese aspecto turbio y verdoso al agua ya que están ahogando a otras plantas y dificultando el crecimiento de las especies sumergidas.
Para evitar esto se debe procurar que el sol no caiga directamente sobre el estanque, así que planifica previamente donde vas a colocarlo y tendrás que ir eliminando esas algas.

A la hora de colocar las plantas dentro del estanque es preferible hacerlo en maceta (las hay especiales con orificios por las paredes) pues te será más fácil su manejo, aunque es cierto que de esta manera, no crecerán tanto. En caso de querer plantarlas en tierra, necesitarás colocar al menos una capa de suelo de 15cm para que arraiguen y cubrir la superficie con grava para evitar que los peces la revuelvan.

Dentro de las plantas de estanque hay que distinguir entre varios grupos según donde vayan a ir plantadas en función de su adaptabilidad al medio acuático, según necesiten estar  o no totalmente sumergidas.

Plantas totalmente sumergidas (oxigenantes).
Bacopa canadienses
Ceratophyllum demersum (Cola de zorro)
Cabomba australis
Elodea najas
Myriophyllum matogrosense o M. scabratum

Cala

Plantas con parte sumergida y parte aérea.
Acorus calamus
Nymphaea (Nenúfar)
Marsilea
Pontederia
Stratiotes
Caltha palustris
Nuphar lutea
Cyperus alternifolius
Ranunculus acuatilis. Su profundidad de plantación es de 8/15cm, da flores blancas en verano.
Calla palustris
Hottonia palustris
Sagittaria

Lenteja de agua

Plantas que flotan en el agua
Estas plantas no necesitan que sus raíces arraiguen en la tierra del fondo.
Alisma
Lemna (lenteja de agua)
Riccia
Trapa


Iris

Plantas que pueden vivir indistintamente en tierra como en agua
Acorus gramineus (Cálamo) propia para grandes estanques, alcanza los 90cm de altura.
Equisetum hyemale
Gunnera manicata
Lobelia cardinalis
Luthrum salicaria
Myosotis palustris
Carex máxima
Juncus sp.
Iris sibirica (Lirio) Prospera en la mayoría de las situaciones, tolera los suelos alcalinos.
Scirpus
Typha latifolia (Enea o espadaña)
Metha aquatica (idónea para bordes de estanques, con flores de color lila en verano)

Comentarios