Guía básica para la piscina.




Realizar el mantenimiento de una piscina no tendría por qué ser algo complicado siempre que se tengan unas nociones básicas y los elementos necesarios para ello.

Lo primero que has de tener en cuenta es que debes contar con los productos de mantenimiento y de limpieza que deben ser los siguientes:

- Cloros (en Los Peñotes puedes encontrarlos en varios formatos: granulado, pastillas de varios tamaños, normal o de mantenimiento, rápido, 3 ó 10 efectos).
- Floculante (liquido o en cartucho)
- Alguicida (normal o súper para casos más graves de presencia de algas)
- Controlador de PH (reductor o elevador). Éste es fundamental ya que te va a permitir saber cuando estás utilizando poca cantidad de los otros productos y el motivo por el que no parezca que estén actuando. Si el PH del agua no es el adecuado, hay que revisar la cantidad de cloro que estamos aplicando pues será la causa de que el agua aunque se vea azul, siga algo turbia.

Si tu piscina tiene más de 5 años hay un truco para la colocación del cloro en vez de ponerlo en los <squimmers > que te vamos a sugerir y es la de colocarlo en flotadores especiales para ello y que los coloques justo delante del chorro de salida de agua de la depuradora. De esta manera evitas la corrosión que el cloro puede ocasionar en las tuberías de tu piscina.

También es importante que sepas cuantas horas de depuración necesita tu piscina y eso va a depender de los litros que contenga, puedes buscar en internet información al respecto ya que los litros van a variar según la profundidad de cada una. En cualquier caso, la depuradora ha de ponerse al caer el sol para evitar la evaporación del cloro y que éste actúe en las mejores condiciones. Por nuestra parte te recomendamos que también pongas la depuradora aunque sea dos horas por la mañana para evitar que caigan hojas al fondo de la piscina y que la superficie esté más limpia cuando la vayas a utilizar.

Aparte de los productos químicos hay una serie de accesorios que te facilitarán la limpieza y mantenimiento o el uso de la misma:
- Recogehojas.
- Cepillos, te ayudarán a precipitar las algas de las paredes al principio de la temporada o cuando te surjan por algún fallo.
- Limpiafondos: el tradicional de toda la vida siempre absorbe más los residuos que los robots, aunque también es cierto que este método expulsa agua que has de rellenar, pero los robots no serán capaces de limpiar el fondo cuando uses un producto precipitante, ya que ese polvillo que chupan traspasa la bolsa y vuelve a quedarse. la combinación de ambos será la solución perfecta.
- Mangueras. El limpiafondos tradicional requiere de vez en cuando reponer la manguera que puede haberse estropeado por la acción del cloro y el sol.

No dudes en asesorarte y adquirir siempre productos de fabricantes especializados y de calidad, la piscina es un placer y debe mantener unas medidas de higiene para que no deje de serlo.












Fotografías: Etienne Girardet y Anna Demianenko respectivamente.

Comentarios