Cómo cuidar un conejo doméstico.


Es muy fácil el decidir tener un conejito en casa como mascota doméstica pues son animales que enamoran a primera vista por la ternura que inspiran y lo dóciles que son. Pero es conveniente saber primero qué cuidados necesitan como harías con cualquier otro tipo de mascota. Recuerda siempre que no se trata de elegir un juguete, si no un ser vivo que siente y que va a ser parte de la familia.

Cuidados básicos del conejo doméstico

Generalidades:
- Peso medio: 800gr – 2,5 Kg
- Vida media: 8 años.
- Son animales muy limpios, pasan hasta 6 horas al día acicalándose y aprenden a hacer sus necesidades en un esquinero.
- Tienen una temperatura corporal elevada, de entre 37º y 40º Centígrados, por lo que son muy susceptibles al calor. Hay que tener mucho cuidado sobre todo en verano con los golpes de calor.
- Son animales crepusculares y nocturnos, se vuelven más activos al final del día.
- Necesitan hacer ejercicio a diario por lo que NO debemos mantenerlos encerrados en una jaula todo el día, les gusta corretear y saltar. Las jaulas para ellos deben de ir acorde con el tamaño que tendrán en edad adulta y el tiempo que pasarán metidos en ella al día.
-     Si los sacas al jardín ten en cuenta que hay algunas plantas que son tóxicas para ellos: todos los bulbos, las hiedras, los rododendros, las clemátides, los tejos, amapolas, los saúcos...
-      También hay otras flores y plantas que en cambio les encantan y no dan problemas: hojas de espinos, de moras, los cardos, los dientes de león, los girasoles o las Uñas de caballo.
- Son mascotas juguetonas y sociables, cuánto más interactuemos con ellas mayor será el vínculo que compartiremos.
-       Si su habitáculo está en el exterior, ten en cuenta que en invierno puede necesitar cierta protección y meterle dentro de casa en las noches con riesgo de heladas. También es conveniente proporcionarle lugares donde protegerse o esconderse si lo tienes en una zona del jardín acotada, hay casitas específicas para ellos.


Dieta:
La base de la dieta de estos animales es el HENO. Siempre deben de tener a su disposición agua fresca y Heno. Tienen dientes y muelas de crecimiento continuo, y lo único que produce el desgaste necesario para no provocarles problemas bucales es el heno, por lo que al menos debe ser el 60% de la ingesta de su dieta diaria. El resto de la dieta debe componerse de piensos comerciales para conejos y una ración variada de verduras y fruta.
El pienso es lo que más les suele gustar, pero no por ello debemos de abusar ya que sino nuestro conejo podrá padecer sobrepeso y problemas asociados a ello.No debe de comer más de 30gr por kg de peso del animal al día. Podemos repartirlo en varias tomas o dárselo todo junto pero una vez cumpla con la ración diaria no debemos darle más.
La verdura y la fruta es mejor introducirla en su dieta a partir de los 3 meses de edad y un truco es ir introduciendo cada variedad poco a poco para poder saber si algo le sienta bien o mal. Las verduras que mejor les van son las de hoja, con respecto a la fruta debemos de restringir su ingesta a no más de 2 o 3 veces a la semana por su alto contenido en azúcares y no superar dos cucharadas diarias.


Vacunas y Revisiones Veterinarias:
Debemos de empezar a vacunarlos a partir de los 3 meses de edad, con las vacunas les protegemos de dos enfermedades que pueden padecer:
-Mixomatosis
-Enfermedad Vírica Hemorrágica
Generalmente con las visitas para las vacunas una vez al año hay un seguimiento veterinario suficiente en animales jóvenes. En animales mayores de 6 años, que ya se consideran geriátricos, se recomienda revisarlos cada 6 meses y anualmente una analítica sanguínea general.
Debemos de tener en cuenta que en la naturaleza los conejos son animales que son presas por lo que no mostrarán síntomas de enfermedad evidentes hasta estar muy malitos asique debemos de estar muy atentos. Un truco para anticiparse es pesarlos en casa periódicamente y llevar un control, normalmente lo primero que nos indica que algo no va bien son las pérdidas de peso acentuadas.
Otros síntomas de alarma que se deben controlar y ante los cuales debemos de llevarlos a un veterinario son:estreñimiento de más de 24 horas, diarreas profusas, que no quieran comer nada en 24 horas, problemas para respirar, heridas o problemas de movilidad, flemones en maxilar o mandíbula, alteraciones o picor en la piel….
Como son animales que no suelen salir mucho a la calle y os los entregamos desparasitados, no es necesario aplicarles tratamientos antiparasitarios preventivos a menos que aparezcan síntomas compatibles con enfermedad parasitaria. En este caso se acudirá al especialista para que lo diagnostique e instaure el tratamiento necesario.


Esterilización:
En hembras se recomienda la esterilización a partir del año y medio/ dos años de edad para evitar que a largo plazo se produzcan problemas uterinos (quistes, tumores, infecciones, …)
En machos solo es recomendable esterilizar si el marcaje sexual es excesivo y dificulta la convivencia del animal con los dueños o con otro conejo.

Cecotrofagia:
El comportamiento de comerse las heces es completamente normal en conejos, de hecho, hacen un tipo especial de deposiciones para este fin llamados Cecotrofos. También se les conoce como “cacas en racimo”, son más blanditas y brillantes, suelen producirlas a última hora de la tarde y se las comen directamente según las excretan, por lo que puede ser que el propietario ni las vea, pero es importante saber de su existencia para diferenciarlas de una diarrea y asegurarnos de que suelan comérselas.

Muda del pelo:
Al igual que otros animales, según la época del año, cambian el pelo para adaptarse a los cambios de temperatura. Es un proceso normal, pero puede acarrear problemas secundarios como son las bolas de pelo.
Como son tan limpios con su higiene personal y pasan acicalándose tantas horas al día, en épocas de muda pueden ingerir gran cantidad de este pelo que en estómago puede ocasionar obstrucciones intestinales provocadas por las bolas de pelo. Para evitar este problema es importante cepillar al animal sobre todo en estas épocas del año para ayudarle a retirar la mayor cantidad de pelo muerto posible para que no lo ingiera, también podemos ayudarles dándoles malta, piña o papaya que les ayuda a arrastrar el pelo a través del sistema digestivo y así eliminarlo.

¡Os deseamos que disfrutéis mucho juntos!







Fotografías en orden: Chan-swan; Leximphoto; Waranya Mooldee, Luca Iaconelli (Unsplash)

Comentarios