Ni pasas, ni arándanos...más memoria con Azaleas


Asombroso ¿verdad? pues hay un estudio científico realizado y publicado en el Journal of Environmental Psychology, donde los investigadores han afirmado que la presencia de Azaleas en el entorno influye de forma positiva en la concentración de las personas. Es decir, aumenta la capacidad que tiene el individuo de concentrarse en las actividades, y aumenta la retención de información, lo cual ayuda a aumentar el conocimiento del individuo. ¡Estaríamos ante una planta totalmente multifuncional! si además añadimos la simbología de atraer la suerte y la felicidad que le asignan los japoneses , esta planta además de decorar y aportar colores maravillosos a los interiores y exteriores de las casas, nos estarían aportando sabiduría y felicidad ¿qué más se puede pedir?



Flores de colores brillantes

La Azalea pertenece al género de las Rhododendron. El nombre deriva de la azalea, de la palabra griega ‘azaleos’, que significa estéril y seco. Esto probablemente se refiere a los tallos leñosos que tiene la planta. La primera Azalea se cultivó en Japón. En el siglo XVIII, la planta apareció en Europa por primera vez, donde ganó popularidad, principalmente gracias a sus flores de colores brillantes y bonitas. Rojo, rosa, las variedades blancas, púrpuras y bicolor, la Azalea goza de un amplio abanico cromático. No en vano, también es el símbolo de la belleza en abundancia.

Cuidados

A cambio de todo este espectáculo floral, la Azalea reclama una cuidadosa atención. En la práctica, esto significa que no puede tener un exceso de agua, pero tampoco un riego escaso, la tierra debe estar siempre húmeda, pero no encharcada, esa es la forma de saber que tiene la cantidad de agua justa y necesaria. Durante la floración, la Azalea necesitará incrementar ligeramente su grado de humedad, pero sin llegar a que el plato de la maceta esté con agua ya que, eso sería fatal para la planta, pues no sería capaz de absorber el vital oxígeno a través de sus raíces. En cuanto a ubicación has de colocarla en interiores con mucha luz, pero sin que le de el sol directo y en el exterior en semisombra, sobretodo en la zona de clima continental donde el sol que reciba solo debe ser de mañana, si recibe un sol fuerte acabará quemándose.




Comentarios