viernes, 21 de julio de 2017

Cocinando en barbacoa de gas.

La cocina en barbacoa de gas es otra de las opciones de este tipo de cocina y que te permite disfrutar de tu tiempo libre en el exterior mientras cocinas para los tuyos o en compañía de invitados. A la hora de la calidad y el tipo de comida frente a las de carbón es la misma, es cuestión de gustos o de comodidad... en las barbacoas de gas no tienes que preparar el carbón previamente, ni recogerlo después, pero en los meses de frío las de carbón te sirven a la vez de fuente de calor y puedes aprovecharlo para calentarte después de cocinar en una hoguera de exteriores al reutilizarlo siempre dentro de recipientes específicos.

Las barbacoas de gas requieren un tiempo de encendido previo también, en contra de lo que muchos creen pensando que los preparativos de encendido son más rápidos. Veamos qué es lo que implica empezar a cocinar en una barbacoa de gas:

Comprobación de seguridad.

Lo primero revisar el estado de la manguera del gas, ver que no tenga ningún orificio, grietas o cualquier daño como el haberse decolorado por haber estado expuesta al sol. En esto hay que ser riguroso y evitar cualquier riesgo de fuga de gas, es mejor sustituir la manguera ante cualquier sospecha.

Conectar el gas.

Una vez, comprobado esto, conecta el gas a la barbacoa y abre la tapa de la misma. Abre la válvula de suministro de gas girándola en sentido contrario a las agujas del reloj. 
Enciende los quemadores. Gira el mando de control y pulsa el mando de encendido que hay al lado...debes esperar un poco a que el gas haga el recorrido y llegue a los quemadores.

Precalentar la barbacoa antes de cocinar.

Independientemente del modelo de barbacoa de gas que tengas, es necesario precalentarla como poco a 200ºC antes de cocinar en ella. Para ello, cierra la tapa y espera a ver que alcanza la temperatura indicada. El uso de la tapa en la cocción convierte además tu barbacoa en un horno.

Una vez que está preparada ya solo has de decidir qué sistema de cocción vas a utilizar...


Sistema de cocción directa.

Este método es para alimentos que necesitan menos de 20 minutos para estar cocinados. Y la manera es la siguiente:
- Enciende todos los quemadores y cierra la tapa.
- Cuando ha alcanzado los 200ºC, limpia con cuidado la rejilla con un cepillo especial para barbacoas, después engrasala con aceite (los hay en spray) y sitúa los alimentos sobre la rejilla de cocción sobre los quemadores y cierra la tapa.

Sistema de cocción indirecta.

La utilizaremos para alimentos que necesitan más de 20 minutos de cocción. Debes usarla de la sigueinte forma:
- Enciende los quemadores exteriores. Si tu barbacoa tiene solo dos quemadores, enceiende solo el que está a un lado. Cierra la tapa como en el caso anterior y espera a que alcance la temperatura recomendada.
- Realiza los mismo pasos que en el otro sistema, pero la colocación de la comida esta vez, no ha de ser encima de los quemadores si no a un lado y cierra la tapa.

Si tu barbacoa fuera de un solo quemador, debes colocar el alimento en un soporte especial que eleva el alimento alejándolo del calor directo.

Ya solo queda descubrir recetas como las que nos proporciona la marca Weber, asómate a su web: www.weber.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario