martes, 20 de junio de 2017

Plantas trepadoras II: Buganvilla


La Bougainvillea, pertenece a la familia de las Nictagináceas y es conocida como Buganvilla y quizás una de las plantas más identificables con el clima mediterráneo pues es fácil descubrirla en muros y fachadas de las poblaciones de toda la costa que baña este mar. Se trata de un arbusto de carácter trepador bastante vigoroso que se pasa todo el verano floreciendo... y con ello también soltando flores al suelo para renovarse. Es decir, que si eres de los fan de esta planta has de estar dispuesto también a asumir que te va a tocar barrer con bastante asiduidad, o bien adoptar el punto bucólico y disfrutar de la imagen de un suelo lleno de flores de colores entremezcladas con las que se van secando porque es lo que vas a tener. A muchos nos compensa porque realmente es una preciosidad de planta y floración.


Es una planta perfecta para cubrir pérgolas, muros y barandillas pues necesita un apoyo siempre. Requiere una exposición soleada si quieres que sus flores te inunden...y si vives en una zona de clima frío en invierno, deberás protegerla y cubrirla por las noches pues la temperatura ideal para ella estará entre los 25ºC y los 5ºC, así que mucho ojo con las heladas.


Le gustan los suelos ricos del jardín y necesita no descuidar el riego durante los meses de floración que son en primavera y verano. Hay un refrán que dice que "la Buganvilla cuanto más sufrida más florida", pero si bien es cierto que soporta altas temperaturas y que no estemos muy pendientes de ella, nosotros preferimos recomendarte que como a todas las plantas de flor, procures añadir fertilizantes en los meses de floración. Si vives en una zona de inviernos suaves puedes encontrarte con la sorpresa de tenerla en flor prácticamente todo el año, aunque en esos meses sea una floración más suave.

Tras la floración es conveniente hacer una poda en las puntas para que la planta adquiera mayor desarrollo y vitalidad.

Y ten en cuenta que puedes adquirirla en diferentes colores: rojas, anaranjadas, amarillas, granates, púrpuras y fucsias... cualquiera de ellas son una belleza.









Fotografías: Pixabay

No hay comentarios:

Publicar un comentario