martes, 20 de junio de 2017

Plantas trepadoras III: Madreselva


La Lonícera  (Madreselva) es una planta de floración muy vistosa y sobretodo de un aroma muy agradable que perfumará las noches de verano de tu jardín y seguramente el de tu vecino.

Las Madreselvas se comportan bien en exposiciones soleadas y de semisombra, aunque algunas especies como la L. implexa preferirá semisombras en zonas de climas demasiado calurosos. La temperatura ideal para una buena floración sería entre los 25º y los 10ºC.


Esta planta ha de colocarse sobre superficies por la que pueda trepar, pero has de controlar su crecimiento pues es muy vigoroso y puede alcanzar un gran grosor leñoso en su interior y con ello alcanzar un alto peso por lo que el soporte ha de ser resistente. Si el terreno tiene un buen nivel de turba y brezo es cuando alcanzan su mayor nivel de crecimiento y floración más espectacular.


En verano es conveniente vigilar el ataque de pulgones y ciertas orugas que suelen invadir en verano esta planta.











Fotografías: Pixabay

Plantas trepadoras II: Buganvilla


La Bougainvillea, pertenece a la familia de las Nictagináceas y es conocida como Buganvilla y quizás una de las plantas más identificables con el clima mediterráneo pues es fácil descubrirla en muros y fachadas de las poblaciones de toda la costa que baña este mar. Se trata de un arbusto de carácter trepador bastante vigoroso que se pasa todo el verano floreciendo... y con ello también soltando flores al suelo para renovarse. Es decir, que si eres de los fan de esta planta has de estar dispuesto también a asumir que te va a tocar barrer con bastante asiduidad, o bien adoptar el punto bucólico y disfrutar de la imagen de un suelo lleno de flores de colores entremezcladas con las que se van secando porque es lo que vas a tener. A muchos nos compensa porque realmente es una preciosidad de planta y floración.


Es una planta perfecta para cubrir pérgolas, muros y barandillas pues necesita un apoyo siempre. Requiere una exposición soleada si quieres que sus flores te inunden...y si vives en una zona de clima frío en invierno, deberás protegerla y cubrirla por las noches pues la temperatura ideal para ella estará entre los 25ºC y los 5ºC, así que mucho ojo con las heladas.


Le gustan los suelos ricos del jardín y necesita no descuidar el riego durante los meses de floración que son en primavera y verano. Hay un refrán que dice que "la Buganvilla cuanto más sufrida más florida", pero si bien es cierto que soporta altas temperaturas y que no estemos muy pendientes de ella, nosotros preferimos recomendarte que como a todas las plantas de flor, procures añadir fertilizantes en los meses de floración. Si vives en una zona de inviernos suaves puedes encontrarte con la sorpresa de tenerla en flor prácticamente todo el año, aunque en esos meses sea una floración más suave.

Tras la floración es conveniente hacer una poda en las puntas para que la planta adquiera mayor desarrollo y vitalidad.

Y ten en cuenta que puedes adquirirla en diferentes colores: rojas, anaranjadas, amarillas, granates, púrpuras y fucsias... cualquiera de ellas son una belleza.









Fotografías: Pixabay

martes, 6 de junio de 2017

Descubriendo nuevos Geranios: Pelargonium grandiflorum

Los Geranios son sin duda las flores reinas de los balcones en España y en muchos países de la zona mediterránea, la profusión de su floración, la belleza del color de sus flores y la facilidad de su cultivo y reproducción por esquejes hace que así sea. Pero hoy vamos a centrarno en uno de los menos conocidos quizás y que nos parece realmente espectacular: el Pelargonium grandiflorum.

Conocido también como el Geranio de pensamiento. Esta planta de grandes flores en forma de trompeta, cuenta además con unas hojas aterciopeladas y dentadas. Es originario de África del Sur y pertenece a la familia Geraniaceae. 

El nombre de Pelargonium se origina con el de 'Pelargos' del griego, que significa cigüeña, y hace referencia a la forma de la vaina de semillas de los geranios.

¿Qué se debe tener en cuenta al comprar un geranio pensamiento?


  •  El tamaño de la maceta y la forma de la planta. Escoger geranios grandes y bien formados, son sinónimo de calidad.
  •  Su salud: las plantas no deben presentar ninguna plaga o enfermedad, por eso acudir a un centro de jardinería donde están más controladas es aconsejable, en vez de adquirirlas en otros tipo de comercio no especializados en plantas.
  • Hoja y flor: hay quien prefiere llevarse las plantas de flor con las mismas ya abiertas y quien prefiere lo contrario, esta planta realmente si está bien abonada y cuidada va a estar regalándote flores todos los meses de calor, por lo que no es demasiado importante este punto, aunque procura que no tenga hojas amarillas que indican alguna carencia o exceso de agua y con ello posible aparición de hongos.

Gama de Geranios

La gama de los geranios es colorida y variada en cuanto a flores y formas de las hojas. En la mayoría de los casos las plantas no se adquieren por nombre del cultivar o especie, sino por el color o combinación de colores. Los colores varían desde el blanco puro al color morado oscuro y al rojo oscuro. También hay muchas variedades multicolores.

Su cuidado.


Riega las plantas de forma regular, directamente sobre el suelo y ponles abono una vez cada dos semanas para producir muchas flores. Una planta con buena tierra y abonos continuados, en las épocas de más necesidad, aportará excelentes resultados.
Al geranio de pensamiento le gusta estar en una posición soleada y se puede sacar a la calle tan pronto como las heladas nocturnas hayan desaparecido. Para continuar la floración, la planta necesita un mínimo de cuatro horas de luz solar di recta al día. La eliminación de las flores muertas fomentará la producción de nuevas flores.
Puedes plantarla en jardineras o directamente en el suelo.

Si quieres, puedes echar un vistazo al siguiente post para aprender algo más sobre los Geranios:





lunes, 5 de junio de 2017

Un jardin con plantas perennes que florecen en verano.

Hay tres plantas a destacar dentro de las opciones de plantas resistentes y que florecen en verano que podemos incluir en nuestra terraza o jardín: las Equináceas, Phlox y Delphinium.

Todas ellas han visto ampliar su gama de colores y formas en los productores de planta de los últimos años y otro detalle súper importante: atraen a las abejas, mariposas y otros insectos con su extraordinaria fragancia, así que además de embellecer tu espacio exterior, contribuyes a la supervivencia de estos indispensables insectos.

Por otro lado, aunque tengan en común su variedad y cualidad de fragantes, son muy diferentes en forma y aspecto, por lo que aumentas la diversidad en el diseño de tu jardín o terraza.

Equinácea

Puedes obtenerla en colores muy diferentes, un corazón verde rodeado de pétalos que van desde el salmón, ocre hasta el rojo intenso o púrpura y llega hasta un tono muy oscuro. Pero también puedes encontrar variedades blancas e incluso con flor doble. Esta planta también es conocida por sus cualidades medicinales, tales como aumentar la inmunidad.

Phlox 

Se identifica por su fuerte y dulce fragancia y sus bellos ramilletes de flores. Hay especies en posición vertical, P. paniculata Grp, que también se utilizan a menudo como flores cortadas, y las especies de tipo tapizantes para cubrir terrenos (P. Subulata GRP). Esta planta tiene un gran atractivo para las mariposas y abejas del jardín. Sus colores van del blanco puro, morado, azul, rosa con tintada de rosa e incluso flores de pétalos a rayas. 

Delphinium 

Planta de la familia Ranunculaceae. Es una flor impresionante: imponente, alargada y de color muy vistoso. Si os fijáis bien en las flores individuales a lo largo de los picos, se puede ver 'Espuelas', como los que usan los caballeros. Varios cultivares Delphinium se pueden encontrar en el mercado: los derivados de las plantas perennes son grandes y robustos y se pueden encontrar colores desde azules y morados en tonos pastel, hasta salmón y blanco.

Cuidados

Puedes disfrutar de estas plantas perennes durante años, siguiendo unos sencillos consejos. Es aconsejable plantarlos al sol y en último caso entre sol y sombra, pero ten claro que necesitan sol para florecer más profusamente.También es importante un buen suelo húmedo pero que tenga un buen drenaje, no dejes que se encharquen, pero riégalas con regularidad sobretodo si las tienes en macetas. Y no te olvides de aplicarles fertilizantes en primavera para prolongar y aumentar la floración.

Si quieres utilizarlas como flor cortada en jarrón, puedes hacerlo y son flores que manteniendolas con agua limpia puedes disfrutarlas casi dos semanas.

Las tres son vivaces, lo que implica que a principios de primavera deberás cortar las partes feas para que rebroten de la parte de abajo y florezcan con más fuerza, pasada la floración a finales de verano, puedes cortar las hojas marchitadas que queden y proteger la planta de los rigores del invierno mediante algo de "mulching" o mantillo a la espera de la siguiente primavera.












Fotografías cortesía de : Flower Council