jueves, 11 de mayo de 2017

Flores de primavera: Fritillaria


Fritillaria Lusitánica
Que hay flores preciosas no hay duda y que algunas tienen diseños realmente especiales tampoco y en primavera hay ejemplos fascinantes como el de la Fritillaria Lusitánica. No es común encontrarlas en las floristerías (excepto en las de Los Peñotes) pero también es una especie bulbosa que puedes plantar en tu terraza o jardín y disfrutarla todas las primaveras pues admite muy bien el corte.

La Fritillaria es una planta herbácea vivaz, de la familia de las  Liliaceae que se presenta siempre en porte colgante y vienen en colores sorprendentes e impresionantes: del burdeos al violeta oscuro, del verde claro al el amarillo, blanco y en ocasiones con un patrón a cuadros. Hay algunas variantes de color inusual: verde con rayas púrpura y verde con rosa viejo. 

Esta vivaz presenta un cultivo de bulbo muy inusual que necesita ser manejado con cuidado. Los bulbos no tienen piel por lo que son mucho más delicados que los bulbos de tulipán.

Hay unas 100 especies de la flor colgante, que se origina en Afganistán.  Fritillaria llegó a Europa en 1575 y fue traído de Constantinopla a Viena. En tu jardín puedes cultivarla muy bien en sitios rocosos y secos, aliada con el boj o en claros de pinares o carrascales, a pleno sol,
Fritillaria Lusitánica

Como flor cortada:

Para que te duren más tiempo sigue estos pasos...

- Quita las hojas del fondo.
- Colócalas en un jarrón limpio con agua limpia.
- Agrega alimento de la flor del corte al agua para una vida más larga en el florero.
- Corta o recorta 3-5cm de los tallos en diagonal con un cuchillo afilado y limpio.
-  Colocalas de manera que tengan espacio en un ramo, porque si no se aplastan.
- Rellena regularmente el vaso con agua del grifo.
- No coloque estas flores, en pleno sol, cerca de un calentador o al lado de la taza de fruta.










Fotos: Pixabay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario