miércoles, 5 de octubre de 2016

Plantas de interior resistentes: Aglaonemas.

No es sólo una de las más fáciles de cuidar sino que además posee uno de los follajes más bonitos.
La Aglaonema tiene el potencial para ser una planta top Ten.
Historia de la Aglaonema
La Aglaonema, es una planta de interior sorprendente y muy decorativa. El nombre se deriva de "aglos" las palabras griegas que significa "brillante" y "nema" que significa "hilo", en referencia a las hojas con líneas muy marcadas. Es de esas plantas de interior recomendadas para aquellas personas que no tengan precisamente "mano verde" ya que son muy fáciles de cuidar y son muy resistentes. Además son de las que mejor purifican el aire con sus grandes hojas que filtran las sustancias tóxicas de una estancia. Y la amplia variedad de colores que tienen permiten utilizarlas en diferentes estilos decorativos.
Origen de la Aglaonema

Esta planta crece en el Sur-Este de Asia: la planta puede encontrarse en Tailandia, Sri Lanka, Indonesia y en las Islas Filipinas, donde crece como bajo cubierta en los bosques tropicales con alta humedad, altas temperaturas y luz del sol filtrada. La planta es miembro de la familia Araceae, caracterizada por la espádice y la bráctea (espata) con las cuales florecen. Sin embargo, en el caso de la Aglaonema, no se trata de una insignificante floración, sino más bien de hojas decorativas. Esta familia de plantas contiene muchos otros follajes tales como la Dieffenbachia, Alocasia, Caladium, Monstera, Philodendron y Epipremnum. Las plantas con flor como Anthurium, Spathiphyllum y Zantedeschia también son miembros de esta familia. 
Consejos para el cuidado
 La Aglaonema es un producto de ‘cuidado fácil’ con la que es sencillo vivir. La planta requiere estar colocada con luz pero no directamente expuesta a la luz solar, ya que puede quemar las hojas.
 Una temperatura de la habitación de 16º a 22°C es lo ideal: la planta no debe estar en lugares muy fríos.
 Riega la planta regularmente con agua que no esté fría. La tierra no debe estar seca.
 Para que la planta dure mucho tiempo, lo mejor es alimentarla con abonos para plantas de interior cada 3 o 4 semanas.


Font: AECJ Images: Holland Office y Pinterest


No hay comentarios:

Publicar un comentario