viernes, 22 de julio de 2016

La cultura del agua a tu alcance.

La presencia del agua en la cultura mediterránea es una constante como podemos ver en cualquier jardín histórico que examinemos, ya sea con presencia de canales o de fuentes, el agua siempre está incluída. A diferencia de la cultura oriental donde el agua se muestra de manera estática, en lagos o en láminas de agua sin movimiento, en los diseños mediterráneos el agua sí está en movimiento y las fuentes han ocupado siempre un lugar destacado. Los árabes la incluía en sus diseños de esta manera porque la relacionaban con la sensación de vida, era el símbolo de la vida en un hábitat seco y árido.

No hay duda de que tener agua cerca siempre aporta además sensación de frescor y otras ventajas con la presencia de pájaros y con ello un insecticida de lo más natural, y no hay que olvidar su agradable sonido que invita a la relajación a su lado.

Tampoco hace falta contar con un gran espacio ni meterse en obras de gran envergadura para poder disfrutar de una fuente, hoy en día, las nuevas tecnologías nos ofrecen modelos de fuentes que están diseñadas para funcionar en un circuito cerrado, de manera que solo es necesario contar con una toma de electricidad donde enchufar la bomba de agua para que ésta circule. Son además fácilmente transportables pues son de materiales ligeros aunque parezcan de piedra o cemento o pizarra. Sólo hay que decidir el lugar donde la queremos , llenar el depósito de agua y enchufarla.

En los días de más calor hay que vigilar que el agua no se evapore demasiado deprisa, o que el viento eche agua fuera del depósito de manera que la bomba siempre esté sumergida para evitar que le entre aire.

A la hora de decidirte por el modelo has de tener en cuenta el tipo de caída de agua que tiene ya que dependiendo de tu espacio y donde la quieras colocar el sonido que produzca lejos de ser relajante puede ser demasiado fuerte. Por regla general las que sueltan el agua en forma de chorro suelen ser para espacios grandes y nuestro consejo es que ese chorro siempre rompa sobre algo para amortiguar el sonido y que sea realmente relajante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario