jueves, 18 de febrero de 2016

Plantas Trepadoras I : Clematis.

Foto de: Sarah Jones

Muchas veces nos encontramos con peticiones imposibles del tipo: “Quiero una planta que me esté dando flores desde Febrero hasta Noviembre” y aunque hay especies con floración continua durante meses como las Petunias, es inevitable que entre una floración y otra tengan períodos de descanso. Pero hay opciones como las de intercalar plantas con floraciones escalonadas y de esa manera tener flores de manera más permanente. Esta opción, aunque sea en formato vertical porque vamos a referirnos a una planta trepadora nos la va a proporcionar el grupo de las Clematis.

El género Clematis (del griego Klema, vino blanco). Comprende unas 250 plantas ornamentales, generalmente trepadoras leñosas, aunque existen algunas herbáceas. Las Clematis figuran entre las mejores plantas trepadoras conocidas y eligiendo las variedades adecuadas podemos disponer de floración continua desde primavera al otoño.
Sus exigencias de cultivo son bastante parecidas para todas las plantas de este grupo grupo y tienen una buena rusticidad en la mayor parte de las localizaciones en España y así mismo no tienen enfermedades o plagas que limiten su cultivo.

Foto de : Shelley Paulson

Tipos de Clematis.

C. montana Buch.- Ham : Una de las especies más utilizadas para cubrir los edificios o arboles es también conocido como C. anemoflora, C. odorata. Especie de gran vigorosidad, de hoja caduca, sus ramas tienden a dirigirse hacia arriba, ramificándose copiosamente en lo más alto. Hojas trofoliadas, ovaladas y generalmente dentadas de 3 a 10 cm de largo, glabrosas, con peciolo de 5 a 9 cm de largo. Florece de mayo a junio con gran profusión. Sus flores blancas, aplanadas, de 5 cm de diámetro, recuerdan a  las flores de las anémonas, y está compuesta por cuatro sépalos elípticos: se reúnen en racimos de 1 a 5 flores, constituyendo unas ramas muy atractivas. Su aroma recuerda algo a la vainilla. Procede del Oeste de China y del Himalaya. Recientemente se ha introducido una variedad Alexander muy similar a los cultivares que primero se introdujeron pero con hojas mayores y flor de notable tamaño y aroma. Otros cultivares y variedades destacables son:
Elizabeth.- flores muy perfumadas de color rosa. Alcanza los 12 m de altura.
Var grandiflora.- Flores blancas de 8cm. Gran crecimiento.
Var Rubens.- Es una magnifica variedad con flores de 5 a 6 cm, cuatro sépalos de color rosa-rojo.  El follaje es purpura al comienzo de la primavera tornando posteriormente a bronce-verde. Para Camillo Schneider es la verdadera forma China.
Var wilsonii.- Florece algo más tarde que el reto, Julio-Agosto. Flores de blanco crema muy perfumadas.

Foto de: Bryan Law

Plantación y cuidados.

Los Clematis necesitan suelos húmedos pero con muy buen drenaje. Sus raíces suelen profundizar más de 60 cm, siendo necesario pues para la plantación realizar hoyos de 60x60x60 cm. conviene colocar en el fondo un poco de gravilla, trozos de tiesto etc.…, si el drenaje no es bueno deben utilizarse tubos de drenaje. Conviene así mismo utilizar para la plantación mezclas muy ricas en materia orgánica.

Aun así será necesario un abonado fuerte mineral todos los años si queréis que florezcan con generosidad ya que suelen ser bastantes sensibles a las carencias de nutrientes. Cuando los suelos no son buenos, es preferible en ocasiones cultivarlos en grandes tiestos mejor que en tierra. En sus zonas originarias los Clematis suelen tener sus raíces fuertemente sombreadas y húmedas, por ellos la tierra sobre la que cultivamos nuestros Clematis debe estar en la sombra, y ya en la parte aérea disponer de sol en abundancia. 
Los suelos secos, calientes y soleados son fatales para las Clematis, así que un recurso fácil es plantar en su base alguna otra planta que deje en sombra la zona de sus tallos. Así mismo suelos pavimentados de cemento, piedras, losas, etc. con buen y profundo suelo así como un drenaje adecuado pueden ser aptos para su cultivo. En cualquier caso son muy aconsejables los mulching con mantillo o turba.
Los riesgos deben ser frecuentes y copiosos, pero debemos evitar siempre el encharcamiento.

Foto de: Benedetto Palombo
Floración.

Los Clematis pueden recordar a las glicinias en cuanto a la paciencia que a veces hay que tener con ellas, pues la floración aparece al cabo de varios años, dependiendo del desarrollo de la planta y procedencia (generalmente acodo o estaquillado). Pero es tan espectacular cuando florecen que todos los esfuerzos habrán merecido la pena.
La floración se produce sobre la madera del año anterior, por tanto la poda debe hacerse inmediatamente después de la floración para que los brotes producidos a lo largo de la temporada puedan florecer en la primavera siguiente.
Aunque los Clematis poseen zarcillos que le permiten arrollarse a ramas y rugosidades para sujetarse es conveniente, al menos en un principio ir guiando la planta. Así mismo si queremos cubrir un árbol, es aconsejable disponer de una rejilla sobre al que crezca el Clematis para que no se apoye directamente sobre el tronco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario