miércoles, 1 de julio de 2015

Mascotas: Hámster ruso o Phodupus sungorus.

Los pequeños roedores son la opción perfecta para aquellas personas que quieren tener un animal en casa pero sin que les suponga una gran ocupación, aunque no hay que olvidar que son animales de sangre caliente, además de lo obvio de ser seres vivos y por lo tanto hay que hacerles caso a diario... si no tenemos claro esto, más vale que optemos por el gato de escayola. Pero volviendo a la opción de querer contar con su compañía vamos a averiguar algunos detalles de estos simpáticos animalillos.

Normativa.
Lo primero es saber que son animales que adquirirás sin necesidad de contar con ninguna documentación específica, aunque ello pueda conllevar a veces que te vendan un Hámster ruso que no es realmente un Phodupus sungorus, si no un Phodupus campbelli, o Hámster de Campbell, que aunque comparte hábitat con él y es muy parecido hay unas ligeras diferencias que en caso de que vaya a ser la mascota de un niño pequeño hay que tener en cuenta: el campbelli tienen la línea dorsal más pronunciada, no cambia de color en invierno y su carácter es más agresivo.

Curiosidades.
Viven una media de 2 años, su madurez sexual la alcanzan a los 60 días aproximadamente. Su gestación dura unos 20 días y en otros tantos, las crías se destetan de la madre. Miden unos 10cm, sus hábitos son nocturnos y crepusculares, su ritmo cardíaco es de 35-135rpm y su temperatura corporal de 37-38ºC.
Al llegar el invierno cambian su pelaje por otro más claro e intenso que en su hábitat natural les sirve para camuflarse en la nieve y protegerse de las bajas temperaturas. La convivencia con otro ejemplar en la misma jaula es posible si se acostumbran desde muy jóvenes o si se tata de un macho adulto y una hembra joven.

Cómo seleccionarlos.
El que sea un ejemplar sano se ve por el aspecto general, que no tenga calvas en el pelo ni suciedad en el ano y que sus ojos estén limpios y vivaces.
El diferenciar un macho de una hembra si tienes dos juntos es más fácil. El macho tiene el cuerpo más estrecho y alargado, pero esto déjaselo mejor al responsable de tienda.

Su cuidado.
Como hemos dicho al principio, hay que hacerles caso a diario si no queremos que se vuelvan ariscos. El mejor momento para interactuar con ellos es por la tarde o por la noche. 
Son grandes trepadores que necesitan una jaula con barrotes horizontales y estrechos. Hay que aportarles a diario pequeñas porciones de fruta y verduras que complementan la cantidad de agua que necesitan así como las vitaminas.
También agradecerán tener ramas que roer, arna para asearse, un refugio o caseta dentro de la jaula y por supuesto una rueda de ejercicio.

En Los Peñotes encontrarás todo tipo de accesorios para tener a tu hámster en perfectas condiciones: http://bit.ly/1dx5YTs

No hay comentarios:

Publicar un comentario