miércoles, 8 de abril de 2015

¿Conoces las herramientas de mano para jardinear?

Al igual que pasa con las herramientas de bricolage, las herramientas de mano para trabajar en el jardín nos facilitan la labor y están diseñadas cada una para un uso específico. Si las utilizamos en el modo correcto y con la finalidad para la que fueron diseñadas, disfrutaremos más del placer de ocuparnos de nuestras plantas y de planificiar y preparar nuestra terraza o jardín.

Vamos a repasar las que se pueden considerar como básicas:

Azada.
Es la herramienta básica para cavar la tierra o remover el terreno, ventilar y realizar surcos. Suele contar con un mango medio que nos hace trabajar algo arqueados. Y dentro de la azada podemos encontrar variantes: de dos dientes con punta cuadrada, de dos dientes y punta aguda, combinada con rastrillo, o de punta curva.

Binadora o legón.
Es como una azada pero mucho más ligera y de mango más largo. Se utiliza para cavar el terreno ligero. No debe utilizarse para trabajos pesados. Se utiliza frecuentemente en huertos particulares y apenas en trabajos profesionales.

Azadilla de púas.
Sirve para quitar las malas hierbas y desmenuzar ligeramente la superficie de la tierra. También podemos encontrar variedades.

Horca.
De tres o más dientes. Se utiliza para trasladar el estiércol o para voltear las pilas de compost.

Pala de corte plano.
En zonas de terrenos ligeros sirve para excavar hoyos y para las mismas tareas que la azada en terrenos mullidos. Se considera básica para los terrenos sueltos.

Pala de plantar.
De menor tamaño y punta redondeada, es básica para practicar hoyos en la siembra, plantación y transplante de pequeñas plantas.

Rastrilllo.
Sirve para nivelar y remover ligeramente la superficie del suelo antes de plantar. También es de las consideradas herramientas básicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario