miércoles, 16 de julio de 2014

Huerteando: contigo pan y cebolla.


Una de las plantas de cultivo más fácil en un huerto urbano son las cebollas y por si ni fuera suficiente esta razón, además de ser un ingrediente imprescindible en nuestra dieta mediterránea, es una planta que como cualquier bulbo tiene también un valor decorativo además del gastronómico pues su parte aérea de hojas verdes y la forma esférica de sus flores son realmente bonitas y pueden utilizarse incluso en algunas recetas de cocina.

Cebolla blanca
Pero hoy vamos a centrarnos en la variedad de cebollas que además podemos encontrarnos en Los Peñotes y que podemos plantar prácticamente todo el año, porque quizás el mes de julio, el más caluroso, es el único que no es indicado para su plantación.

Cebolla blanca: presenta un bulbo de cierto tono ocre y un interior blanco. Su tamaño es ligeramente inferior a la cebolla más común de piel rosada que encontramos más habitualmente en los comercios. Su recolección se produce a finales de primavera y ofrece muy buenas calidades para su conservación en seco y ofrece un sabor muy suave. Es perfecta para los niños pues es de las que no "pican".
Chalotas
Cebolla roja: también es de las de sabor suave y dulce. Su aspecto morado por fuera ofrece una carne blanca por dentro. Suelen ser de tamaño grande y se recolectan a final del verano. También se preserva bien en seco.

Chalotas: Su bulbo es de color cobrizo. Su sabor es dulce aunque algo picante y son perfectas para glasear y utilizar de guarnición. Su recolección es a los 90 /120 días desde su siembra que en principio es aconsejable realizar en otoño.

Cebolleta de ensalada: su bulbo no es tan importante, recuerda casi al puerro y se consume también ese falso tallo. De sabor suave es perfecta para ensaladas y de nuevo una opción para que los más pequeños de la casa prueben esta hortaliza en crudo o para quienes la digieren peor.
Cebolleta de ensalada


Cebolla verdeo: Se parece mucho a la cebolleta, pero el bulbo es de mayor tamaño, presenta una cabeza más redondita y se consume tanto el bulbo como gran parte del tallo.





Cebolleta Dulce fuentes: la distinguimos por cierto color amarillento en las primeras capas, pero es blanca de interior y quizás la de sabor más dulce entre las grandes. Se cosecha de julio a septiembre dependiendo de la zona.

Ya solo nos queda desearos buena cosecha e invitaros a que compartáis vuestras ideas tanto en comentarios en este blog, como en nuestra página de Facebook. Y recordaros que siempre procuramos traer las mejores calidades para intentar asegurar el que disfrutéis con la afición de la huerta y tengáis los mejores resultados.









Agradecimientos de información a nuestro productor "El huerto del abuelo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario