Un jardín de flor cortada: Gerberas.


Una de las cosas más agradables que hay es poder contar con flor fresca y cortada en casa o en tu lugar de trabajo. La presencia de plantas y flores nos dan alegría y optimismo.Y para llegar a esta conclusión no hace falta ningún estudio científico...basta con mirar la sonrisa que le sale a cualquiera que le regalan flores o cuando vemos que nuestra planta del alma que cuidamos con tanto mimo ha crecido o vuelto a florecer... ¿o no os pasa así?

Pues teniendo esto claro, una de las opciones para poder tener flores es plantar especies que nos permitan utilizar su flores para corte y no todas las plantas de flor nos van a servir para ello. Así que comenzaremos con una de las que sí nos van a servir y que encima son preciosas: las gerberas.

La gerbera, la alegría en un florero
La gerbera es una flor sin perfume que pertenece a la familia Asteraceae planta. Esta familia tiene sus orígenes en África del Sur, Asia, América del Sur y Tasmania. y es de las más populares para su uso en ramos ¿Sabías que al menos 900 millones de gerberas se producen en los Países Bajos cada año? 

Colores Gerbera y formas
La gerbera está disponible en blanco, rojo, amarillo, rosa, violeta, naranja y verde. La flor está también disponible como bicolor o multicolor y el corazón puede ser de color negro o verde.

Y para que aprendáis a pedirlas en las floristerías os contaremos que se dividen en grandes variedades de floración (estándar), las variedades con flores pequeñas (mini) y especialidades. Un gerbera estándar es de aproximadamente 12,5 cm y una gerbera con un diámetro de menos de 9 cm es un mini gerbera (germini).

Y también existen los siguientes tipos de flores:
  • Única floración
  • Doble la floración
  • Floración Araña
  • Floración Pompom

Consejos para el cuidado para el consumidor
  • Corta un pedazo del tallo con un cuchillo afilado y si le haces un corte en forma de cruz en la base, chupará más agua y es una flor que necesita hidratarse bastante.
  • Utiliza siempre un florero limpio y llenar este con agua (no demasiado) y cambiale el agua cada dos días ya que las flores de tallo grueso y no leñoso se suelen estropear más a menudo.
  • Coloca las flores en una posición con una temperatura de no más de 20 ° C y no coloques gerberas  a pleno sol, cerca de estufas o al lado del frutero.
No dejéis de ver las gerberas especiales de marca que traemos a Los Peñotes, entre ellas encontraréis variedades que no son fáciles de encontrar en su versión de maceta como podéis ver en las imágenes de este post.

¡Que las disfrutéis!





Comentarios