viernes, 28 de marzo de 2014

Trucos para cuidar mejor tus plantas de interior.

Miltonias en flor.
Nuestros cursos siempre nos sorprenden con algún truquilo, da igual que hayamos asistido a varios del mismo tema, siempre hay alguna cosa nueva que aprendemos. Y en el que patrocinó Massó Garden y se impartió en Los Peñotes acerca de las plantas de interior y del que ya os hemos hablado en otro post (¿Qué plantas de interior pongo?) volvió a ocurrir lo mismo, así que vamos a resumiros alguno de ellos a ver si hay suerte y descubrís algo nuevo que seguro que os viene bien.

Riego y abonado.

Bromelias
Después de aclarar que lo mejor es mantener el sustrato ligeramente húmedo, sin encharcar, y que la temperatura del agua de riego debe ser siempre a temperatura ambiente, nos dieron los siguientes trucos para observar si la tierra está necesitando riego o no:
- Podemos verificar el estado de humedad de la maceta por el peso, si aprendemos a notar esa diferencia de peso de cuando está recién regada a cuando no, será fácil.
- Introduciendo un palito de madera, de los que suelen venir de tutores. Como cuando hacemos con un bizcocho en el horno: si sale limpio es señal de que el sustrato está seco, si sale con tierra adherida es porque está húmeda. O dejando el palito un buen rato y luego observar si está húmedo o no.

El mejor método de riego, siempre que el tamaño de la planta lo permita, es por inmersión durante 20 minutos y luego dejar escurrir bien. Y en ese riego es aconsejable aplicar una pequeña dosis de abono. El permitir que quede agua dentro del cubremacetas es un riesgo de que la planta enferme, pues el agua se descompone e infectará a la planta.

En cuanto a los abonos, si utilizamos los que son específicos a cada tipo de planta, se obtienen mejores resultados en ellas: abonos de cactus, de orquídeas, para plantas verdes, para plantas acidófilas...
Y dependiendo de la calidad del agua, podemos adaptar el abono específico: ¿aguas calcáreas? abono ácido Massó orquídeas. ¿aguas blandas? abono neutro Massó plantas verdes.

Zammias.

Trasplante.

Cada 2 años es recomendable cambiar el sustrato porque envejece y pierde los nutrientes que necesita la planta para vivir.
La necesidad de trasplante también viene porque llega un momento que las raíces ocupan toda la tierra y la planta necesitará espacio para crecer y contar con un buen sustrato compostado... este detalle es importante ya que significa que es tierra que alcanza mucha temperatura y de esta manera elimina a los patógenos (hongos, bacterias) que pueda tener el sustrato.
La maceta donde esté la planta debe contar con agujeros de drenaje. De esta manera la planta puede respirar mejor. El macetero de plástico menos estético siempre puede estar dentro de otro más estético y tapar con materiales decorativos como musgo, corteza de pino, gravillas...
Y el paso de una maceta a otra de mayor tamaño ha de ser paulatino, no más de unos 3cm de diámetro mayor.

Esperemos que con estos trucos y consejos ya solo te quede saber qué tipo de planta es la que debes poner en casa según la luz y temperatura que tengas. Echa un vistazo al post que te hemos mencionado al principio:http://elblogdelospenotes.blogspot.com.es/2014/03/que-plantas-de-interior-pongo.html






Fotos: cortesía de la oficina holandesa de la flor

No hay comentarios:

Publicar un comentario