miércoles, 8 de enero de 2014

Una vez al año no hace daño.


Hay ciertas labores que debemos realizar una vez al año en nuestro césped si queremos mantenerlo en buen estado y que no se convierta en un muestrario de semillas, malas hierbas, de musgo o de cualquier otra cosa. 

Abonado y mantillado.
Los céspedes deben abonarse cada año para devolver al suelo los nutrientes que ha ido perdiendo con las siegas, dependiendo del tipo de mezcla de semilla que haya plantada habrá que aplicar un tipo de abono u otro. Por regla general es preferible aplicar los de liberación lenta que se usan en período de crecimiento de la planta. Pero en el invierno lo que hay que aplicar es materia orgánica, algún tipo de humus para después cubrir con el mantillo de manera que cuando llegue ese período de crecimiento (primavera) el terreno haya sido mejorado.

Escarificado.
Consiste en cavar verticalmente el terreno para romper y eliminar lo que se conoce como fieltro, que no es más que una capa fina formada por tierra, restos de raíces y hojas que se van acumulando e impiden que pase hacia las raíces el agua, los abonos y el aire y facilita el crecimiento de hongos. Esta labor en céspedes de climas fríos ha de hacerse en primavera o en otoño y en las praderas de climas cálidos en verano.

Aireado.
Esta tarea se realiza pinchando la tierra haciéndole muchos agujeritos, para poder oxigenar el terreno en profundidad (10cm). Y tras esta labor, lo recomendable es aplicar una capa de turba y aprovechar para resemillar y repoblar el césped con alguna fórmula especifica para ello. Y la mejor época para la resiembra sería e primavera o finales de verano.
Al realizar el aireado y escarificado hay que tener ciertas precauciones con los tubos de riego o de luz enterrados para no atravesarlos. Para evitarlo a la hora de planificar un jardín es conveniente hacer fotos y guardarlas para tener siempre presente por donde van las tuberías y cables pues aunque es recomendable enterrarlos a 20cm, no suele ser siempre así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario