Trucos para tus rosales.


Para empezar bien, hay que adquirir ejemplares fuertes y vigorosos... los que nos conocéis sabéis que los rosales son uno de nuestros puntos fuertes porque además de gustarnos muchísimo, han sido nuestros clientes y grandes aficionados los que nos exigen cada temporada poder encontrar las mejores especies y variedades y por otro lado, y no nos engañemos, esto es como preparar un buen plato, si no contamos con una buena materia prima, muy buen chef hay que ser para que el plato sea excelente. Pero vayamos a ver qué prácticas hemos de aplicar a los que ya tenemos y a los que vayamos a plantar por primera vez:

Rosal: Circus
Cuando se planten, el injerto debe quedar bajo tierra unos dos a cinco centímetros.

Requieren suelos aireados, cálidos, abonados y no ácidos y por supuesto bien drenados.

Hay que situarlos en zonas soleadas y bien aireadas para evitar enfermedades fúngicas, es decir, relacionadas con hongos, no con insectos.

Precisan riego abundante cuando están recién plantados y mientras brotan. Es mejor regarlos por goteo en lugar de por aspersión. Esto en general es aplicable a las plantas de flor, siempre es mejor regar por la base, sin mojar las flores.

La distancia de plantación dependerá de la envergadura máxima del rosal y del efecto que se quiera crear. Y de nuevo un consejo que ha de observarse con todas las plantas: pensad en que son seres vivos que "crecen", por lo que es conveniente informarse de su tamaño en edad adulta para no plantarlo demasiado junto a otros y que se oculten o impidan crecer adecuadamente.
Imagen de: Jolene 00

Necesitan ser abonados con regularidad. Pensad que son plantas que van a estar dando flores casi de manera continua desde primavera hasta el otoño y para ello necesitan estar bien alimentadas.
Y de vez en cuando hay que cavar y escardar el suelo para airearlo y evitar que las malas hierbas los ahoguen.

Exigen una poda en enero o en febrero, según las características de cada uno y siempre que no haya riesgo de heladas.

Los chupones y los tallos que nazcan del portainjerto se deben eliminar. Son fáciles de identificar,si te fijas bien sus hojas son más pequeñas y la forma y color también son distintos a las del resto de la planta. Y también es aconsejable cortar las flores marchitas que estén por encima de una hoja compuesta.

Los tallos astillados o dañados se deben eliminar, ya que son más vulnerables a las enfermedades.

Y una manera natural de controlar las plagas de pulgones que suelen atacar a los rosales es plantando a su lado lavandas, cuyo olor los ahuyenta.

Y si queréis ver más información acerca de los tipos de rosales que podéis elegir, pulsad en este enlace: http://bit.ly/1dxAgSL












Agradecimientos a la AECJ por la documentación.



Comentarios