lunes, 18 de noviembre de 2013

Tradiciones navideñas: Coronas de Adviento.

Coronas naturales.

Aunque parece que la cosa va cambiando, hasta hace pocos años, cuando llenábamos nuestra tienda de Coronas de Adviento, había personas que las miraban con cierto repelús...e incluso se atrevían a decir que les daba mal fario porque lo asociaban a muertos. ¡Nada más lejos del sentido de estas coronas! ¡Si precisamente son un símbolo de continuidad y renovación de la vida!
La utilización de la Corona de Adviento es el principal símbolo  en el tiempo previo a la celebración de la Navidad.
Corona artificial decorada para exterior.

Si bien es más común verlas en los países del norte de Europa y América del Norte, en los últimos años acompaña a  muchos hogares españoles, debido quizás al impulso que se le ha dado por parte de las parroquias por no hablar de una mayor interacción de costumbres entre los países que actualmente se vive. Aunque es una costumbre no tan desconocida para nosotros ¿quién no ha tenido un calendario de Adviento con sus chocolatinas dentro? Es decir, el Adviento, o tiempo previo (25 días) a la celebración de la Navidad lo podemos celebrar con diferentes simbologías.
Corona artificial pero con efecto nevado.

Corona de Adviento.
Básicamente consiste en simbolizar mediante una corona vegetal el tiempo de espera al nacimiento de Jesús. Incluye la colocación de 4 velas que se irán encendiendo de manera sucesiva cada domingo hasta llegar a la última vela que se encenderá el día de Navidad. El significado que conlleva consiste en relacionar el círculo de la corona con Dios y su eternidad (no tiene principio ni fin); el verde con la esperanza que traerá la Navidad y las 4 velas representan las 4 semanas de Adviento y la luz sería la esperanza que trae el nacimiento de Jesús. Respecto a los colores de las velas, las costumbres varían en cada país: unos ponen todas blancas o rojas y una última en color rosa o malva (el color de la Pascua), o simplemente en el color que más les guste según el tipo de corona que pongan.

Si optamos por una natural, la ventaja es que al entrar en casa, tendremos un aroma especial, aunque tendremos que renovarla cada año, lo que no será necesario si optamos por una realizada con material artificial. Y también será aconsejable que la vaporices con agua si tienes la calefacción cerca o algo fuerte en casa, aunque por lo general, se mantiene toda la navidad en buen estado.
Puedes aprovechar la lámpara del comedor para colgar la corona de Adviento.

Tampoco hay una norma en cuanto a la manera de colocarla: en horizontal colgada o colocada sobre algún mueble, o en vertical sobre la puerta de entrada. En este último caso, las velas pueden ponerse dentro de farolillos colgados por ejemplo con cintas a juego con la decoración de la corona y que también podemos poner en el suelo, o con velas de batería ¡que los tiempos avanzan que es una barbaridad y hay todo tipo de soluciones!
Ya hay mucha variedad en iluminación sin cable.

De igual modo, podéis comprar una corona ya confeccionada y decorada o bien, optar por una básica, solo con ramaje (ya sea natural o artificial) y decorarla a vuestro gusto. Os recomendamos utilizar alambre de florista, como el que vendemos y utilizamos en nuestros trabajos ya que es muy maleable y lo hay en diferentes colores.
Y como siempre, os animamos a mezclar natural con artificial, no siempre contamos con el clima adecuado para que lo natural perdure toda la Navidad y el mezclarlo en este caso, nos puede permitir disfrutar de esos aromas tan característicos y familiares de estas fechas y el que no se nos estropee nuestra "creación". Ramas de canela, flores de anís, mezcladas con el resto de elementos... es cuestión de imaginación y sobretodo, ilusión.

Si quieres buscar inspiración, mira en nuestra web: http://bit.ly/1hJSe64

No hay comentarios:

Publicar un comentario