domingo, 17 de noviembre de 2013

Mas allá de la Flor de Pascua.

Si hay una planta que indudablemente asociamos a la Navidad es la Poinsettia o Flor de Pascua. Y ya no solo en su color rojo más característico, si no en cualquiera de las nuevas tonalidades que hay en el mercado: salmón, jaspeados, blanco, rosa, rojos oscuros...etc. Pero también es cierto que no es la única opción para tener un centro natural de aspecto navideño.
Si sois de los que no podéis pasar la Navidad sin que el color rojo esté presente es cuestión de echarle imaginación y conocer qué flores podemos utilizar en ese color, aunque no será el único ¡por supuesto!
Unos claveles en rojo, bien apretados  y acompañados de bayas, adquieren carácter navideño e innovador.
La costumbre por utilizar ese color no viene, como muchos creen, por la imagen publicitaria de la firma del conocido refresco en los años 50. Es una costumbre mucho anterior y que viene determinada por el simple hecho de que en el invierno la mayoría de los frutos y ramajes que proporcionaba la naturaleza, eran de ese color.
Así que no hay por qué sentirse "encorsetados" o limitados a utilizar única y exclusivamente lo más obvio: las Poinsettias o los Acebos, pero ¡ojo! que siguen siendo un recurso decorativo precioso y que siempre quedan espectaculares donde se coloquen. Solo estamos proponiendo algo más de creatividad.

Y en estas otras versiones de decoración navideña con elementos naturales, sí debes mantener una serie de claves para que se mantenga el espíritu navideño en la composición que vayas a hacer: debes incluir elementos naturales típicos de la vegetación en esta época del año: ramaje de coníferas como Thuja o Pinsapo, que además producen un olor muy agradable en la estancia. O ramaje de frutos del bosque o bayas, Illex, Muérdago, Hypericum...

Y tampoco hay que temer a mezclar con objetos de decoración puramente navideños. Es decir, que si quieres añadir alguna bola, hazlo. O una estrella, un lazo. Un jarrón de cristal lleno de Amarilys que aunque no sean rojos, si se colocan en un recipiente lleno de musgo ya tienen el punto navideño...


Gerbera, Crisantemos, Proteas y Claveles, combinados con verdes azulados y ramas de bayas rojas son otra de las opciones.




Únicamente procura que haya un equilibrio entre los colores. Y si quieres darle un toque sofisticado puedes mezclarlo con algún elemento de cristal, con algo que brille, ¿un toque metálico quizás? ¡Adelante! Atrévete a mezclar e innovar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario