viernes, 20 de septiembre de 2013

La piscina en invierno.

Tumbona de la firma Point.
Salvo excepciones y que tengamos espíritu de chicarrones del norte, la temporada de piscina empieza a llegar a su fin, no porque las temperaturas diurnas sean bajas, que para eso tenemos el agradecido veranillo de San Miguel, pero la bajada de temperaturas que hay por las noches hace que el darse un baño sea causa de más de una reflexión... Es decir, que aunque nos dé cierta nostalgia, hay que empezar a pensar en que las piscinas han de prepararse para el invierno.

¿Qué es el invernaje y en que consiste?
Consiste en acondicionar la piscina y aplicar ciertos productos químicos al agua, que tiene como fin preservar las propiedades de la misma y reducir los costes de mantenimiento y puesta en marcha la próxima temporada. Aunque por regla general no es conveniente mantener el agua más allá de 5 años.


Ventajas del invernaje. 
Entre las principales podemos citar las siguientes:
1. Es sencillo y barato.
2. Mantendremos el agua en condiciones idóneas reduciendo los costes de mantenimiento y puesta en marcha posteriores.
3. En muchos casos podremos recuperar la totalidad del agua de una temporada para la siguiente. El agua cada vez es un recurso más escaso, y hay que tener en cuenta además que muchos Ayuntamientos aplican ya fuertes penalizaciones cuando hay un uso excesivo del agua.
4. Invernando la piscina evitamos la presencia de molestos insectos que de otra forma podrían proliferar en ella.
5. Las instalaciones de la piscina se mantendrán en perfecto estado.
6. La piscina presentará un aspecto limpio y agradable durante todo el año.
7. En cierta medida las piscinas son más seguras pues podremos visualizarlas en toda su profundidad durante todo el año.
8. Obtendremos importantes ahorros, tanto de trabajo como de dinero, al principio de la siguiente temporada.

¿Cuándo debe iniciarse el invernaje?
De forma general, el tratamiento de invierno tiene una duración aproximada de nueve meses, y deberá iniciarse una vez finalizada la temporada de verano.
No obstante, cada piscina tiene una fecha adecuada para iniciar el invernaje, pero hay que tener muy claro que cuando hayamos iniciado ya el proceso, no deberemos abandonar el cuidado del agua mientras la temperatura media de la misma no haya descendido por debajo de los 15 ºC.


¿Cómo invernar la piscina? 
Permitidnos que os indiquemos como hacerlo siguiendo los consejos de nuestro proveedor de productos para la piscina Quimicamp.
Para el invernaje del agua de su piscina deberá seguir los siguientes
pasos:

1.Limpiar el fondo de la piscina. 
2. Lavar el filtro a contracorriente (Válvula selectora en posición de lavado) concienzudamente.
3. Ajustar el pH de la piscina entre 7,0 y 7,4. 
4. Realizar una cloración de choque con la bomba en movimiento para evitar que las pequeñas suciedades del agua queden también invernadas. De esta forma conseguiremos desinfectar los posibles microorganismos que pudiese haber y que a partir de estas fechas ya no reaparecerán por las condiciones adversas. Se recomienda
que para este tratamiento utilice cloro activo. Para evitar decoloraciones en el revestimiento, conviene que utilice algún flotador o que introduzca el cloro activo directamente en los skimers.
Es conveniente que dejemos actuar el cloro al menos durante 6 horas antes de continuar con el siguiente paso.

5. Con el filtro de la piscina funcionando añadir el producto invernador en la dosis indicada. Asegúrate de repartirlo por toda la piscina y mantenga funcionando el filtro para asegurar que la distribución del mismo en el agua se homogeniza.
6. Para prevenir el aumento del nivel por las lluvias, en ocasiones se recomienda disminuir el nivel del agua, aunque recuerde que no debiera reducirlo por debajo de la ventanilla del skimmer. Conviene revisar periódicamente el nivel durante el invierno para evitar desbordamientos.
7. Inmovilizar el agua de su piscina cerrando los inyectores y sumideros de agua.
8. Proteger la bomba ó bombas de la depuradora cubriéndolas con algún material aislante sobre todo si se encuentran a la intemperie.
Es recomendable a su vez tomar medidas en el caso que sea necesario para evitar daños por heladas en las tuberías de su instalación, vaciándolas en los casos que sea posible.
9. Si dispone de limpiafondos automático de los que permanecen en el agua, lo recomendable es sacarlos del agua, secarlos, limpiarlos con desincrustante antical y guardarlos hasta la próxima temporada.
10. Si dispone de una ducha solar no olvides vaciarla abriendo el tapón trasero o desmontarla para evitar daños por las heladas. 
11. Añadir unos flotadores (por ejemplo, los bidones de producto químico vacíos con aire en su interior) que evitarán por su movimiento sobre las aguas la formación de hielo en caso de heladas, y en el caso extremo en que se forme, disminuirán la presión del agua sobre las paredes del vaso.
12. En el caso de disponer de un cobertor, se recomienda cubrir la piscina para evitar la acumulación de hojas y suciedad. También evitan las heladas en la superficie del agua, y la formación de algas en el caso de que aumente la temperatura pues no dejan pasar la luz.
13. Por último recuerda que el invernador debe aplicarse dos veces en la temporada, al principio, y entre los meses de enero y febrero, dependiendo de las inclemencias del tiempo.


Mantenimiento en invierno
Aunque si has seguido los pasos anteriores el proceso de invernaje se puede considerar como completo, es recomendable que con cierta regularidad revisemos el estado de la piscina. Las pautas a seguir no son exactas y en ningún caso la regularidad será crítica. Podemos realizar los siguientes trabajos por ejemplo cada 2-3 semanas:
1. Pondremos en marcha el filtro de la piscina con la válvula selectora en posición de filtración durante unas 2 o 3 horas. Si hemos seguido los pasos 7, 8 y 9 del proceso de invernaje, debemos tenerlo en cuenta.
2. En el caso en que hayamos cubierto la piscina, no es necesario que retiremos el cobertor. Este proceso además de ser muy beneficioso para el agua, evitará posibles bloqueos de la bomba del filtro al inicio de la siguiente temporada.
 3. Si no disponemos de cobertor para la piscina, con el tiempo caerán hojas secas, polvo, arena arrastrada por el viento, etc. Es conveniente que los objetos de mayor tamaño los retiremos con un recogehojas y que en algún ciclo de filtración de los anteriores aprovechemos para pasar el limpiafondos o utilizar el automático.

   Es muy importante que recordemos que durante el mes de enero o febrero deberemos proceder a la segunda aplicación del invernador.
En los meses de primavera deberemos estar muy alerta por si la temperatura supera los 15 ºC de media, pues es en este momento cuando deberemos iniciar el tratamiento habitual de tiempo estival.
 
Sillones de Vondom
Inicio de la nueva temporada
Si hemos seguido los pasos anteriores, al inicio de la nueva temporada simplemente deberemos reestablecer la configuración de nuestra instalación para la filtración normal y seguir los siguientes pasos:
1. Cepillar las paredes y el fondo de la piscina con el cepillo de fondo.
2. Pasar el limpiafondo si no disponemos de uno automático.
3. Lavar el filtro de arena con un lavado a contracorriente.
Con estos sencillos pasos la piscina se encuentra preparada para la temporada. A partir de este momento seguiremos con los procedimientos habituales de ajuste de pH, desinfección (cloro, bromo, oxígeno o el método que utilicemos), prevención antialgas y floculación.

¡Y de nuevo al agua patos!











No hay comentarios:

Publicar un comentario