Fin de temporada en la piscina.

Tumbona de la firma Point.
Salvo excepciones y que tengamos espíritu de chicarrones del norte, la temporada de piscina empieza a llegar a su fin, no porque las temperaturas diurnas sean bajas, que para eso tenemos el agradecido veranillo de San Miguel, pero la bajada de temperaturas que hay por las noches hace que el darse un baño sea causa de más de una reflexión... Es decir, que aunque nos dé cierta nostalgia, hay que empezar a pensar en que las piscinas han de prepararse para el invierno.

¿Qué es el invernaje y en que consiste?
Consiste en acondicionar la piscina y aplicar ciertos productos químicos al agua, que tiene como fin preservar las propiedades de la misma y reducir los costes de mantenimiento y puesta en marcha la próxima temporada. Aunque por regla general no es conveniente mantener el agua más allá de 5 años.

Ventajas del invernaje. 
Entre las principales podemos citar las siguientes:
1. Es sencillo y barato.
2. Mantendremos el agua en condiciones idóneas reduciendo los costes de mantenimiento y puesta en marcha posteriores.
3. En muchos casos podremos recuperar la totalidad del agua de una temporada para la siguiente. El agua cada vez es un recurso más escaso, y hay que tener en cuenta además que muchos Ayuntamientos aplican ya fuertes penalizaciones cuando hay un uso excesivo del agua.
4. Invernando la piscina evitamos la presencia de molestos insectos que de otra forma podrían proliferar en ella.
5. Las instalaciones de la piscina se mantendrán en perfecto estado.
6. La piscina presentará un aspecto limpio y agradable durante todo el año.
7. En cierta medida las piscinas son más seguras pues podremos visualizarlas en toda su profundidad durante todo el año.
8. Obtendremos importantes ahorros, tanto de trabajo como de dinero, al principio de la siguiente temporada.

¿Cuándo debe iniciarse el invernaje?
De forma general, el tratamiento de invierno tiene una duración aproximada de nueve meses, y deberá iniciarse una vez finalizada la temporada de verano.
No obstante, cada piscina tiene una fecha adecuada para iniciar el invernaje, pero hay que tener muy claro que cuando hayamos iniciado ya el proceso, no deberemos abandonar el cuidado del agua mientras la temperatura media de la misma no haya descendido por debajo de los 15 ºC.


















Comentarios