Chimeneas ... ¡limpias y seguras!

Foto: Marvilis
El otoño es una estación preciosa no solo por el colorido que nos ofrece la naturaleza y la luz como tamizada que hay, pero es que además nos da la oportunidad de poder encender la chimenea en el caso de ser de los afortunados que cuenten con una en casa. La bajada de temperaturas que se produce quizás no son suficientes como para encender la calefacción, pero sí para encender la chimenea y disfrutarla… y no valen perezas, hoy en día es muy sencillo encender un fuego así q no valen excusas (podéis echar un vistazo al post que pusimos acerca de encender un buen fuego en este blog: http://bit.ly/1bcSZRp )

Foto de : ArminH
Pero antes de encender la chimenea, si eres de los que la utilizan a menudo y todos los años, debes tener la precaución de mantenerla en condiciones ya que cuando hacemos fuego en la chimenea, el humo transporta alquitranes y hollín

Los alquitranes se adhieren al conducto y son inflamables y se quedan pegados en el primer tercio del conducto. Con el paso del tiempo y el uso continuado del fuego producen los siguientes efectos a los que debemos prestar atención:
1. El conducto se obstruye.
2. Se produce un olor desagradable y humo en la habitación.
3. El tiro se va estrechando y los troncos no se queman correctamente.
4. Se sobreconsumen combustibles, hace falta más productos de los que anteriormente se utilizarían para encender la chimenea.
5. Aparecen manchas de humedad alrededor del conducto de la chimenea.
6. Se caen restos de alquitrán y hollín en el hogar.
7. El muro que toca la chimenea está excesivamente caliente.

Si tu chimenea tiene estos síntomas, es el momento de proceder a limpiarla y deshollinarla. Y aquí es donde Los Peñotes puede ayudarte a hacerlo de una manera fácil ¡porque también hay ya un invento para esto! Y parece cosa de magia como indica su nombre, pero es cuestión de tecnología, se trata de  MAGIC Limpia Chimeneas. Solo hay que poner el envoltorio con el leño especial que lleva, dentro de la chimenea y prenderlo. Actúa por catálisis y  así elimina el hollin y el alquitrán que al deshacerse por las altas temperaturas que produce, se desintegran y caen en el hogar. Por ello es conveniente utilizarlo siempre con un salva-chispas para que no ensuciemos lo que haya cerca o separar un poco los muebles en el primer uso.

Si la chimenea está demasiado sucia o sospechamos que lo está porque no se ha limpiado en un lustro, puede ser necesario repetir la operación con 15 días de diferencia. Y después como mantenimiento, sería recomendable utilizar un tronco de Magic Limpia Chimeneas cada 50 fuegos.

De esta manera, podrás encender el fuego con mayor seguridad, ahorrar combustible y disfrutar en condiciones de tu chimenea.

Y si lo que tienes es una estufa, tipo salamandra, también hay troncos especiales para ellas que limpiarán el hollín que se genere.

Y si no tenéis chimenea en casa, la próxima vez que os inviten a una casa donde sí la tengan, en vez de la consabida botella de vino, os lleváis un tronco especial de estos y ¡a disfrutar de un buen fuego!






Comentarios