jueves, 4 de julio de 2013

¿Sabes lo que es un jardín de rocalla?


Algunos creen que la rocalla son esas piedras que vemos en algunos jardines y que proceden del mar...pues no se trata de eso, ¡un jardín de rocalla es mucho más interesante que esto!

¿Qué es?
Un jardín de rocas, o rocalla, es la reproducción a escala reducida de una escena natural. Puede representar un terreno montuoso, con rocas, grietas entre ellas, piedras, zonas más o menos húmedas, etc. Los materiales, las plantas y su disposición pueden reproducir la escena de una región española, es decir, que  puedes componer (o encargar, que los jardineros y paisajistas están para algo) rocallas alpinas, que recuerdan las altas sierras, rocallas mediterráneas, que reproducen zonas litorales más o menos escarpadas... es decir, que no sólo se construyen con rocas de mar.

Jardín de rocalla que representa un paisaje de montaña: lavandas, juníperos, clavellinas, sedums tapizando el suelo y piedras de musgo. Foto de Tomás Martinek.

¿Dónde?
Una rocalla se hace generalmente en una pequeña colina, natural o artificial, un talud contra un muro, etc., siempre de forma que el terreno tenga un cierto movimiento. Sobre esas laderas se colocan rocas suficientemente voluminosas y bien situadas, imitando en lo posible la disposición natural. Aunque en terreno plano también puedes hacerlos si no te queda otra opción o simplemente te gusta.

Fila de arriba, de izda. a dcha: Roca espagueti - Río Arco iris - Río Rodano. Fila de abajo de izda. a dcha: Bolo de musgo - Río autóctono - Río granítico.

¿Qué rocas?
Algún paisajista indica que las rocas deben ser del orden de tamaño de 10 ó 12 piezas por tonelada, y que la mitad de las cuales ha de tener al menos 60x30x30cm aproximados pero lo que tienes que tener en cuenta es que la composición ha de ser armoniosa y equilibrada e intentar reproducir algo con aspecto lo más real posible...como si te lo hubieras encontrado ahí casualmente, recuerda que se trata de reproducir un paisaje natural.
Las rocas pueden ser graníticas, calizas o bien de estructura cavernaria como tabas, pómez, etc. En los granitos y gres son muy atractivas las superficies con pátina o con líquenes, musgos... ¡las imperfecciones en este caso suman puntos!  Y también podéis utilizar  materiales como gravillas, garbanillas, arenas, etc.

¿Cómo se colocan?
Las rocas deben dejar entre sí huecos o grietas para la plantación que hay que hacer después. Hay que tener la precaución de no utilizar rocas calizas cuando se vayan a cultivar plantas acidófilas y utilizarlas cuando las plantas sean calcícolas para que no haya problemas en su superviviencia y no os desesperéis porque tal planta no da flor o parece como quemada...


Algunas Vivaces son aptas para plantar en rocallas.
En la imagen una Arabia Blepharophylla.

¿Y las plantas?
Las plantas de rocalla no solamente se emplean en rocallas, sino también, en tiestos y jardineras, aisladas o formando parte de jardines en miniatura, que son composiciones de escenas a partir de pequeñas plantas y otros elementos.

Según su origen y las exigencias de cultivo o estéticas, las plantas de rocalla pueden ser:
Coreopsis Verticalata.

Alpinas. Plantas procedentes de las altas montañosas. Están adaptadas a esas condiciones y generalmente suelen estar muy pegadas al terreno, con una intensa floración y con necesidad de reposo invernal.
Mediterráneas. Plantas que proceden de las zonas próximas al nivel del mar con climas moderados.
Crasas. Son los cactus y otras plantas análogas o suculentas. Los Sedum están siendo últimamente muy utilizados por la facilidad de su mantenimiento y la variación de su aspecto a lo largo del año.
Otras muchas vivaces de poco desarrollo pueden utilizarse en rocallas mixtas y son las que aportan más movimiento por sus floraciones y tamaños.
Y también se pueden incluir en ellas plantas bulbosas o anuales.

Leucanthemum Catananche.








Riego.

El sistema más recomendable y efectivo y de uso racional del agua, que hay que recordar siempre que es un bien escaso y no susceptible de desperdiciar nunca... es el riego por goteo. Su instalación ha de hacerse una vez planteada la estructura de la rocalla y determinados los huecos donde van a estar las plantas, que una vez se desarrollen, taparán las mangueras de riego.


Lo más aconsejable es intentar imitar a la naturaleza que te rodea, ya que siempre hay que tener en cuenta el clima que tengamos para conseguir una mejor supervivencia y adptación de las plantas... por mucho que te gusten las imágenes de las islas Maldivas, si vives en la zona centro... como que no va a tener mucho éxito un ajardinamiento de ese estilo. Pero lo que será seguro es que conseguirás un alto efecto decorativo en tu jardín y además con menos necesidad de cuidados que cualquier otro. Lo más entretenido será el quitar las malas hierbas ya que entre las hendiduras de las piedras suelen salir, pero también es fácil quitarlas pues no disponen de mucha tierra en la que enraizar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario