jueves, 13 de junio de 2013

¡Que viene la plaga!

Una planta puede ser el alimento de muchos seres vivos  más o menos diminutos , los cuales, a veces se multiplican  en mayor número del deseado, apareciendo en grandes cantidades y constituyendo entonces una plaga que  puede producir grandes daños en nuestras plantas.
La  aparición de estas plagas depende en gran medida del clima y del estado de la planta, es decir , que esté en las mejores condiciones para el alimento del animal o parásito. Por ello, es en primavera cuando se dan los mayores problemas y vemos aparecer por ejemplo el pulgón sobre nuestros arbustos.


Si eres de los aficionados que  conoce las plagas que normalmente aparecen todos los años, - como éstas surgen repentinamente y sin avisar -,  la primera norma y lo mejor , sería tomar  MEDIDAS  PREVENTIVAS . Estas  “medidas higiénicas” serían similares a las empleadas por los médicos cuando recomiendan vacunar contra una enfermedad que aparece siempre en un momento dado.Así podrías organizarte tu propio calendario de tratamientos, previniendo la aparición de muchos parásitos y reduciendo los daños en sus plantas... si no eres este tipo de aficionado, tampoco te preocupes porque te darás cuenta de su presencia a poco que te fijes.

Como también hay plagas que no aparecen todos los años, es conveniente hacer el tratamiento de la planta en cuanto aparecen los primeros síntomas o primeros ejemplares de parásitos. Si no tenemos mucha experiencia o conocimientos, es fácil y común confundirse al identificar al “autor” de los daños. Muchas veces veremos en plantas claramente  atacadas, “mariquitas” a las que atribuímos los daños. Pero las mariquitas son beneficiosas y están allí porque se comen los pulgones que son los verdaderos autores de los daños. En caso de duda, lo mejor es que nos traigas una muestra  para que  podamos identificar al autor de la plaga y asesorarte sobre el tratamiento a seguir, ya que un mal tratamiento del problema puede provocar males mayores.   Podemos  acabar con los insectos beneficiosos que colaboran en la fertilización o por ejemplo si abusamos de insecticidas podemos  terminar con los enemigos naturales que atacan la araña roja, por lo que ésta que no es afectada por los insecticidas normales, puede reproducirse sin peligro y  crecer a sus anchas.

Las manchas de esta planta son el resultado de un daño causado por frío.
Por otro lado, no hay que confundir el concepto de “ plaga”  con el de “planta enferma”. Lo primero supondría el ataque de un parásito, pero la planta podría estar sana. Y lo segundo podría ser el ataque de un hongo, una bacteria , o la carencia de algo por parte de la planta, como puede ser la falta de hierro, de abono,...etc.

CONTROL DE LAS PLAGAS.
Para el empleo de cualquiera de los productos que vamos a  encontrar en el mercado, es conveniente  observar las siguientes precauciones:

1. Leer atentamente las instrucciones que acompañen al envase.
2. Emplear el producto para el fin recomendado. El uso inoportuno puede perjudicar a otros animales beneficiosos, y si abusamos del producto podría dañarse la planta.
3. No deben variarse las dosis puesto que la misma está estudiada en relación con la tolerancia del vegetal.
4. Cuando el día sea soleado y cálido,  habrá que emplear los productos líquidos por la mañana temprano o al amanecer. Nunca deben realizarse tratamientos a pleno sol.
5. En los días ventosos evitar los tratamientos químicos, sobre todo en forma de polvo, pues podrían caer sobre plantas que no lo necesitan, quedando sin tratamientolas que sí lo requieren.
6. En general , no deben usarse tratamientos químicos cuando la planta esté con flor totalmente abierta, pues la ensucia y ataca a los insectos polinizadores.
7. La mayoría de las sustancias empleadas contra las plagas, son más o menos venenosos para el hombre y los animales domésticos. No se debe fumar o comer mientras se aplica el tratamiento, y en caso necesario se debe usar mascarilla.Y al terminar deberemos lavarnos cuidadosamente  las partes descubiertas de la piel, y los utensilios. Y por supuesto dejar los productos fuera del alcance de los niños.
8. Por regla general, debemos respetar un plazo superior a un mes después de la pulverización para recolectar en los cultivos tratados con productos peligrosos oque sean retenidos por la planta. En cualquier caso, respetar estrictamente los plazos que indiquen las instrucciones del envase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario