jueves, 7 de marzo de 2013

Arreglo floral diferente... y económico.

Da igual la época del año en la que nos encontremos para poder hacer un arreglo floral divertido y diferente y además por poco dinero. Y tampoco os va a hacer falta ser demasiado maños@s. Pero pongámonos manos a la obra...

¿Qué vais a necesitar?
Un Jarrón de cristal de paredes lisas como el que véis en las imágenes, es decir, sin dibujos ni tallas y que no sea reciclado ya que necesitas que sea bien transparente. Puede ser de forma de copa como el que véis, pero también os quedará bien en uno cilíndrico, de base cuadrada o redondo, tipo pecera. Lo que debe tener es cierta profundidad.

Una gravilla decorativa de color y un cordón alambrado . El color de estos dos elementos  han de ir en consonancia con el tono que queráis que tenga la composición ya que son el recurso que va a potenciar y remarcar la fuerza visual del arreglo. La gravilla puede ser de resina, de cristales... en Los Peñotes tenéis varias opciones.

Botones transparentes, anillas de cortina transparentes, cuentas de bisutería... Servirán de tope o sujeción a las flores. En la imagen se han utilizado unas en forma de flor, pero pueden ser de otra forma.

Un ramo de flores variadas pero de la misma gama de color. Con un ramo de los tipo bouquet que tenemos en Los Peñotes os daría para varios arreglos si tenéis más de un jarrón y queréis hacer un lineal o por ejemplo para una mesa larga, o para una mesa de bufet si váis a recibir gente en casa. Aunque también podéis adquirir en nuestras floristerías las que os gusten (.http://lospenotes.com/contenido.php?id=261&ref=260)

Unas tijeras o alicates para cortar el alambre.

Pasos a seguir.
Llenamos el recipiente de agua hasta la mitad más o menos, dependerá de a qué altura queráis que quede la flor, pero debe quedar dentro, no en el borde ya que se perdería el efecto de "vitrina" que le va a dar el cristal.
Echamos la gravilla decorativa y dejamos reposar el agua mientras preparamos las flores.
Cortamos los tallos de las flores en diagonal y con un cuter o tijera de podar. Les dejamos el largo justo para que cuando les alambremos los tallos, hagan el efecto de apoyarse en el fondo.
Alambramos la cuenta de bisutería que hayamos elegido y dejamos suficiente alambre para enrollarlo en el tallo. También podéis atravesar algunas cuentas en el alambre y terminarlo haciendo una espiral o caracolillo en el extremo antes de meter las cuentas.
Después se alambran los tallos y... ¡ya está! listas las flores para ponerlas en el agua. Si además colocáis el jarrón sobre una base (bandeja, baldosa, plato...) en el mismo tono de las flores, el efecto cromático se multiplicará.
Imágenes de la Oficina holandesa de Flor
¿A que es facilísimo? Y la opción de colores es enorme, afortunadamente ¡la naturaleza cuenta con un Pantoné amplísimo!
Flores de este ejemplo: rosas, crisantemos, dalias, celosías.



No hay comentarios:

Publicar un comentario