lunes, 4 de febrero de 2013

Jardín Gourmet.



Flor de Cebollino - Foto de Chidsey
Las plantas aromáticas que pongamos en nuestra terraza o jardín pueden servirte para dar un toque especial a la hora de cocinar y sorprender a tus invitados y sin necesidad de tener un huerto-gourmet en toda regla o sin tener que disponer de las dimensiones de los jardines aromáticos típicos de los conventos. Y tampoco vamos a hablaros de los usos del perejil, que son en nuestra cocina un básico superado (que no menospreciado) como lo pueda ser el orégano y el eneldo para los italianos y suecos respectivamente. Pero hay muchas más opciones vegetales que podemos utilizar sin grandes complicaciones y que además de las mencionadas, podéis encontrar en Los Peñotes. Seguro que encontráis un montón de recetas en internet, pero permitirnos que os facilitemos algunas que conocemos...

Flor del Romero - Foto de Hummel12
Albahaca: Para hacer una salsa de Pesto, si que necesitaríamos tener más de una maceta ya que requiere bastantes hojas para llenar un tarro de 250 grs. aunque siempre teniendo en cuenta que aunque le apliquemos un buen corte a la planta, ésta sigue viva y si continuamos cuidándola, volecerá a darnos hojas. Pero hay otras ocasiones en las que solamente necesitaremos recolectar un poco de nuestras plantas sin necesidad de dejarlas “peladas”.
Si la albahaca ha florecido, su sabor es más anisado, y esas flores se pueden aprovechar  para aromatizar un ceviche de pescado blanco por ejemplo. O añadiendo unas 5 hojas a un melón batido, con un poco de aceite de oliva, pimienta blanca y dejar enfriar.
O en una ensalada de pasta añadiendo queso de cabra y fresas frescas da un sabor buenísimo y solo tendréis que aderezarla con una vinagreta balsámica.

Menta: Con hojas y flores de menta mezclados con las verduras, se puede refrescar  el sabor de unos rollitos primavera. O preparar una jarra de té frío que con las hojas de Menta refrescará aún más.

Romero: La hojas son duras pero se pueden utilizar para aromatizar aceite, solo tienes que introducir dos ramitas en una botella con aceite de menos de 1º y dejar reposar por lo menos un día; las flores, en cambio, son muy tiernas y por ejemplo, en una crema de patata aportan suavidad y un toque de sabor añadido.  Y un simple zumo de naranja se puede aromatizar con un poco de romero y si se utiliza como pajita una rama de canela, además de decorativo, en una fiesta daréis el toque "chic" definitivo.

Cebollino: sus hojas en forma de hilo se pueden utilizar para atar saquitos hechos con pasta filo rellenos de queso en crema o rellenos de morcilla y pasas con un poco de canela, cinco minutos de horno y listo! O bien para rematar también  un plato; con las flores de cebollino podemos culminar una crema de puerros fría.

Lavanda o espliego: Las flores se pueden utilizar en infusión, ya sea en solitario o mezcladas con otras aromáticas. En la cocina francesa forma parte de las herbes de Provence junto con otras típicas del Mediterráneo. Sirve para aromatizar vinagres, licores, postres, potajes, etcétera.

También se  puede hacer  helado de lavanda, bastará con mezclar en nata montada congelada unas flores de lavanda y batirlo bien y guardar en el congelador. O añadir flores de lavanda a un zumo de frutas del bosque y si sabes hacer bombones de chocolate, prueba a añadirles flor de lavanda picadita o de menta...

Salvia: La puedes añadir a una crema o un zumo de tomate frío con aceite de oliva y flores de salvia, para tomar como aperitivo un día de verano.

Tomillo: Un helado de tomillo (fácil de hacer como el caso anterior), que en el momento de servir se puede decorar con sus diminutas flores que además de aromatizar lo decoran. Y el de la variedad con olor a limón, bien picadito en ensaladas les da un sabor buenísimo.

Hierbaluisa, Verbena de olor se pueden añadir a un zumo de fruta, con una pizca de raíz de jengibre.
Salvia en flor - Foto de Beatlemac
Flores de azahar. En primavera empezarán los cítricos a abrir sus flores, y podremos aprovecharlas para hacer helados: 1 tarrina de nata montada, una lata de 500grs de melocotones en almibar, y unas 5 flores de azahar y bien batido y al congelador rápidamente. ¡Buenísimo!
Y con cualquiera de ellas podemos preparar aceites aromatizados que se pueden utilizar para ensaladas.

Y si quereis obtener más ideas puedess echar un vistazo al libro “El sabor de las flores” de Iker Erauzkin que está lleno de sugerencias en nuestra sección de libros. Este joven cocinero nos preparó hace años un menú basado totalmente en flores para la inauguración de nuestra tienda de Muebles y decoración que fue espectacular.

Únicamente hay que tener claro es que antes de consumir estas plantas hemos de conservar las precauciones que aconsejan los fabricantes de los productos químicos que hayamos utilizado.

Y si quieres ver alguna imagen más de plantas condimentarias para aprender a identificarlas, pincha en el siguiente enlace: http://lospenotes.com/contenido.php?id=166&ref=159&id0=150



No hay comentarios:

Publicar un comentario