miércoles, 13 de febrero de 2013

De planta Cenicienta a planta Princesa.

Si os fijáis en cualquier revista de Decoración (AD, Casa Diez, Elle Deco, El Mueble, Mi Casa, Nuevo Estilo...) da igual el perfil de lector al que se dediquen... lo cierto es que siempre veréis en sus reportajes un jarrón con flores o una planta. Y es que ese simple detalle aporta siempre humanidad a los ambientes. Un salón, un recibidor, un dormitorio o incluso un despacho, cuando cuentan con una planta o unas flores, adquieren un punto más amable y sin duda agradable.
Diferentes Bromelias en un solo recipiente.

Pero a pesar de contar con las ideas de este tipo de publicaciones, las pobres plantas suelen estar en recipientes que no solo no ayudan a que luzcan lo bonitas que pueden ser, si no todo lo contrario... Pero aún en esos casos, no nos atrevemos a abandonarlas y las cuidamos y regamos y abonamos y ... ¡y no las cambiamos de macetero! Y como esto nos parece una verdadera lástima y desperdicio, desde Los Peñotes vamos a daros unas sugerencias muy sencillas para que esas plantas sean uno de los complementos de decoración más vistosos de vuestra habitación.

Vamos a centrarnos en esta ocasión en plantas de pequeño tamaño...

Si tienes varias plantas con las mismas necesidades de riego y un crecimiento similar, colócalas en el mismo recipiente, o pon varias de la misma especie para lograr una composición con más movimiento. Las Bromelias por ejemplo son un grupo muy agradecido para ello, te ofrecen hojas verdes en diferentes anchos y flores muy vistosas que te sorprenderán con sus colores. Y no hay que tener miedo a utilizar recipiente grandes, un solo elemento, si es contundente decora todo un espacio.

Los Croton en recipientes de sus tonos

ganan en personalidad.
El portamacetas, base, cubremacetero o como queráis llamarlo será fundamental para cambiar el aspecto de una planta. Elegirlo bien será parte del éxito. Debemos tener en cuenta varios factores:

El recipiente de las plantas ha de estar a tono con los colores de la estancia (echad un vistazo al post de "Para gustos los colores") , es decir, nada de aprovechar el cestito de aquella planta que os regalaron hace años y que pasó a mejor vida y que no encaja en absoluto con el estilo de la habitación. No os decimos que lo tiréis, no... pero podéis darle otra utilidad.

El color de la planta puede verse potenciado según el del recipiente. Si lo elegimos en la misma gama para el caso de una planta de mucho color, será el protagonista absoluto y puede ser un complemento decorativo en un ambiente demasiado neutro por ejemplo, o encajar en una decoración muy llamativa en cuanto a colores o cambiar incluso el carácter de la planta, si no, fijaros en lo divertidos que quedan los Croton en recipientes de colores de la imagen de la derecha ¿a que así son algo más que la típica planta de portal de comunidad?

Las plantas de tamaño muy pequeño funcionan muy bien reunidas en un recipiente a modo de paisaje o con carácter de colección, como es el caso de los Cactus y plantas del grupo de las Suculentas.
Y atreveros a jugar con la superposición de maceteros... si os ponéis varias capas de ropa, ¿por qué no hacerlo con las macetas? Podéis meter un tiesto de barro o esmaltado dentro de otro de cristal, colocar la planta como si fuera una pieza de una vajilla, con platos debajo en diferentes tamaños...estos detalles le dan mayor importancia a la composición y si solo vais a colocar una pieza, la ensalza.

Por otra parte ...¿Donde está escrito que los jarrones son solo para flor cortada? El cristal da un juego estupendo, si metemos una planta dentro, le da un aspecto como de vitrina fantástico, aunque esto funciona si tenemos un jarrón de líneas rectas, puede ser rectangular, cuadrado o cilíndrico. Los de forma de copa tipo Martini sirven para plantar Orquídeas en grupo creando una composición super sofisticada.
Y si tenemos una planta más sencilla , ganará en importancia si la colocamos en pareja con otra igual y en un soporte alto, como véis en la foto de la derecha donde unos Rhipsalis están colocados sobre cilindros de cristal. Esta fórmula es perfecta para plantas de porte colgante... lo cual no significa que las tengamos que colgar obligatoriamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario