domingo, 20 de enero de 2013

Plantas aromáticas más allá de la cocina..

Hay un probervio chino que dice: "Si quieres ser felíz un mes, mata un cerdo y cómetelo...si quieres ser felíz toda la vida, hazte jardinero". Todo el que sea aficionado a la jardinería sabe que las horas que dedica a sus plantas son horas que pasan muy deprisa, que relajan y que hacen que ese día de "jardinear" sea una auténtica terapia anti-estrés. Así que en el Blog de Los Peñotes vamos a daros sugerencias y trucos para que podáis jardinear todo lo que podáis.
En este caso, os queremos sugerir unas ideas para utilizar las plantas aromáticas de varias maneras.

  • Secar las plantas aromáticas: es tan fácil como hacer un ramillete de varias ramas de cada variedad, atarlo con cuerda natural y colgarlos boca abajo. En unas dos semanas estarán secas y en el proceso nos habrán regalado su aroma.
  • Aromáticas ya secadas: dependiendo de la que sea, podemos utilizarlas para mezclarlas con un aceite corporal neutro (sin olor) y aromatizarlo con ellas. La Lavanda tiene propiedades relajantes y el Romero por el contrario es vigorizante y estimula la circulación. Y si no queremos utilizarlo corporalmente o en el baño, podemos echar unas tres gotas en la bombilla de una lámpara (apagada) y al encenderla, desprenderá con el calor su aroma.
  • También podemos aromatizar aceite de cocina introduciendo unas ramitas u hojas en botellas de cristal oscuro a ser posible y dejar reposar unos días antes de consumir. Las que más aroma imprimen son: albahaca, laurel, orégano, tomillo, o romero.
  • Sales aromatizadas: en este caso no hace falta secarlas previamente, podemos utilizar las hojas frescas de plantas condimentarias como el perejil, la albahaca, la menta, el orégano, el laurel, salvia, hierba Luisa... y picarlas por separado. Una vez realizado esto por medio de un molinillo eléctrico para que quede muy menudo, podemos mezclar a gusto con sal gorda (una parte de sal gorda por 4 de hierbas diferentes) y picar de nuevo. ¡Obtendremos una sal aromatizada propia del mejor gourmet!
  • Ambientadores de armarios o cajones: colocar dentro de una bolsita de tela de algodón o de esas de gasa que se venden para regalos, unas cuantas ramas de lavanda, romero o cualquier otra de tipo leñoso, es una opción muy natural para aromatizar los armarios de ropa blanca de la casa, o para los cajones de ropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario