lunes, 18 de septiembre de 2017

Qué planta pongo: Alocasias



POR SUS HOJAS LA QUERRAS… ALOCASIA, también conocida como oreja de elefante, tiene hojas grandes y bellamente marcadas. A pesar de que es una planta considerable, no deja de tener un porte estilizado gracias a sus largos y robustos tallos.
Esos tallos pueden ser lisos, pero pueden también tener rayas del tigre, y el follaje es igualmente notable. Hay una especie con hojas que se asemejan a las máscaras africanas, una con los bordes arrugados de la hoja, y una que se llama la planta del esqueleto porque las venas de la hoja están claramente marcadas. La floración en cambio (en forma de espiga) no es particularmente impresionante en esta planta de interior, como hemos dicho, su belleza radica en sus hojas.

Origen 
Alocasia es un miembro de la familia Arum, y crece en los bosques tropicales del sudeste asiático. Es particularmente común en Borneo, y puede alcanzar una altura de cuatro metros. Hay 79 especies conocidas. Algunas de ellas se han cultivado durante milenios como planta comestible, pero las decorativas que llegan a las tiendas de plantas no lo son. Su uso en la decoración de interiores procede del éxito que tuvieron al ser utilizadas para ello por los interioristas de los años 50 y desde entonces les acompaña cierto aire vintage.

Las Alocasias más conocidas
La Alocasia x amazonia es una de las más vistas y se la conoce como la planta esqueleto por lo marcado de las venas claras en las hojas oscuras. En esta especie los cultivares más fáciles de encontrar son: el compacto 'Polly' y el más pequeño 'Bambino Arrow'. Las hojas de estas plantas parecen una máscara africana. 

Las especies de hoja grande son: A. 'Calidora' que tiene unas grandes y brillantes hojas verdes con tallos gruesos. La Alocasia "Portadora" tiene grandes hojas verdes brillantes y "manchas" oxidadas distintivas en los tallos. A. Lauterbachiana que tiene hojas alargadas, onduladas, de las cuales los tallos y la parte inferior de la hoja están de color rojo. A. Cucullata tiene hojas en forma de flecha y una forma verde compacta. A. 'California' tiene hojas muy grandes y también puede hacer frente a temperaturas algo más bajas.


Consejos para su cuidado
Si se adquiere en meses de frío ha de ir protegida en el viaje a casa. 
Hay que tener en cuenta que la Alocasia se origina en la selva tropical, por lo que le gusta tener esas condiciones cálidas y húmedas en el hogar también. 
Posición de luz, pero no a pleno sol para evitar que las hojas se quemen. 
Una temperatura ambiente de 18-22 ° C es ideal. La planta no debe tener demasiado frío.
Regularmente dar agua a temperatura ambiente, no deje que el suelo se seque.
La Alocasia agradece ser pulverizada con agua, o bien recibir una sesión de ducha o recibir alguna lluvia de verano en el exterior.
Aplicar alimento vegetal dos veces al mes durante la temporada de crecimiento, una vez al mes durante el período de descanso de invierno. 

Ventajas de las Alocasias
Aporta un ambiente tropical al interior, purifica el aire y se puede utilizar durante todo el año en el hogar, la oficina, la escuela o los espacios públicos. Esta planta también es muy adecuada para su uso en hidrocultivos. Los especímenes grandes se ven mejor por sí mismos en un entorno espacioso, mientras que el más pequeño también se puede utilizar en grupos. Un recipiente simple es el mejor para mostrar óptimamente el espectáculo de las hojas y tallos. Unas plantas con una gran personalidad y efecto decorativo sin duda.

lunes, 7 de agosto de 2017

Plantas de terraza: Las Begonias colgantes


La begonia es una de las plantas cultivadas más antiguas. Los conocemos principalmente como planta de interior (grupo Begonia elatior) o como (grupo Begonia Rex) . Pero también en el exterior la Begonia es una vieja amiga desde hace años: como una planta del lecho (grupo Begonia semperflorens) o como la begonia tuberosa (grupo Begonia tuberhybrida). 

Menos conocidas son las de la gama colgante y son todo un espectáculo de floración que no para en todo el verano hasta bien entrado el otoño.

El surtido de las begonias colgantes es amplio, hay muchas nuevas variedades con flores atractivas y crecimiento formas, colores y olores. Esto las hace ideales para ser plantas de balcón, y si las pones en el jardín busca siempre una posición en alto para que no se partan sus ramas y luzcan debidamente. Las hojas son muy diferentes, ya que tienen una forma asimétrica con todas las begonias. Los colores de las hojas varían de color verde oscuro a verde claro o tonos bronce. La variedad de formas de flores y colores es simplemente enorme:  en su mayoría blanco, naranja, amarillo, rojo, rosa, salmón o dos colores. Por decir algún ejemplo, mencionaremos la B. Dragon wing semperflorens, la B.Irene Nuss, Begonia x tuberhybrida, o la B. Péndula.



Cuidados de las begonias colgantes

Una vez que haya plantado las plantas en el balcón en tierra para macetas rica en nutrientes, las plantas necesitan estar en la sombra parcial o bajo la luz solar no excesiva, sobretodo en clima continental, si es sol de mañana lo soportan bien pero asegúrate de que el suelo nunca se seca por completo, por lo que proporcionale agua regularmente aunque siempre sin encharcar, simplemente que el sustrato se mantenga húmedo y añadir al agua de riego cada dos semanas un fertilizante específico de plantas de flor y si se van eliminando las flores marchitas, la producción de nuevos brotes será continua.

Antes de que llegue el frío nocturno y las heladas necesitas cubrirlas y protegerlas o bien trasladarlas al interior. En este caso, pódalas para que su volumen sea menor y necesitarán muy poco riego durante los meses de frío. Cuando llegue la primavera vuelve a sacarlas al exterior.








Fotos: Flower Council


Plantas de terraza: La Lantana


La Lantana, también conocida como la "banderita española" , por la coloración que tienen sus flores, cambia lentamente de color debido al envejecimiento de las flores de adentro hacia afuera. Las flores exteriores son de color rosa, naranja o rojo y los medio de flores de color amarillo y por lo general más pequeño. 

Es una de las plantas más resistentes y tolerantes. Pertenece a la familia Verbenaceae, que incluyen otra planta de jardín muy conocida como la Verbena. Por otro lado, su floración llamativa y su aroma atrae mucho a las mariposas y abejas, por lo que supone un aliciente para el mantenimiento de estos indispensables insectos para nuestro medio ambiente.

Tras la floración, el aspecto de sus frutos pueden recordar a las moras, pero ¡ojo! esos frutos no se pueden comer. Los animales lo saben perfectamente y es más, su instinto les hace mantenerse apartados de los arbustos de Lantana, lo que ha hecho que algunos ganaderos las utilicen como planta de linderos.

La Lantana es originaria de las zonas tropicales de América, África y la India. Pero aparte de poder tenerla en terrazas, es frecuente verla en las plantaciones de los jardines públicos y utilizada como planta de cobertura por su resistencia.

Cuidados de la Lantana 

La Lantana es una verdadera adoradora del sol. Cuanto más sol, más rica es en flor. La planta puede ser colocada en la terraza si no hay heladas nocturnas, se producen normalmente a partir de principios de mayo. Procura plantarlas en suelos ricos en nutrientes y bien drenados.
En las terrazas se verá mejor si está en una maceta con el agujero de drenaje en el suelo. Si es posible añade gránulos de retención de agua de la tierra, así la planta siempre tendrá suficiente agua disponible. Aplícale fertilizante cada dos semanas para prolongar y aumentar la floración y retira las flores marchitas evitando así que se forme la fruta que hemos comentado antes y así proporcionar a la Lantana la energía necesaria para generar nuevos brotes de flor y que no la malgaste en generar frutos inútiles en este caso.


Antes de que lleguen las primeras heladas, deberás meter la planta en el interior ya que no las soporta así como el frío intenso. También puedes aprovechar y realizarle una poda ligera de formación que recupere su forma antes de los crecimientos de primavera. De esta manera, la planta durante el invierno se reserva las energías para el crecimiento de primavera.



Plantas de color azul: Las Gencianas.


En este mes de agosto en el que nos encontramos noticias de todo tipo, como el fallecimiento de nuestro admirado Angel Nieto, el anuncio de que Alberto Contador abandona en breve su carrera deportiva, por no hablar de los desastres naturales o noticias dramáticas, es necesario relajarse y mira por donde, la planta que tenemos preparada esta vez tiene sus flores de color azul, un color especialmente indicado para crear sensaciones de calma y tranquilidad.

La Genciana (Gentiana)

Con su intenso color azul y bellas flores en forma de campana,  nos recuerda su ambiente natural en prados alpinos. La gama Gentian se ha desarrollado considerablemente, y ahora hay variedades blancas, rosadas, azules y bicolores. También conocida como hierba de San Ladislao es una estupenda opción de planta perenne para usar en macetas o en rocallas o bordes. 

Esta planta ofrece un crecimiento compacto y una rica floración continua siendo su mejor época entre julio y octubre. El color azul en particular es el más ampliamente desarrollado en la gama Gentian. Hay azul cielo, pálido y azul oscuro y variedades de índigo. La genciana procede de las regiones montañosas templadas del hemisferio norte y de los Andes. El nombre Genciana deriva de Gentius, rey de Illyria (ex Yugoslavia) que se dice que fue quien descubrió las propiedades curativas atribuidas a la genciana, como el fortalecimiento de los sistemas digestivo e inmunológico y la capacidad de reducir la bilis.

Cuidado de las gencianas 

A esta planta, le gusta estar con pleno sol y a sombra parcial. La planta tiene requisitos especiales con respecto al suelo. El suelo un poco pobre es importante, ya que eso es lo que la planta tiene en las montañas donde crece. Muchas especies también requieren un poco de suelo calcáreo y bien drenado. Es fácil hacer una mezcla de arena, arcilla, tierra de macetas y grava para usar para gencianas en macetas. En otoño e invierno asegúrate de que el suelo no está saturado con agua cuando llegue la escarcha. Por lo tanto, debes cubrir las gencianas, pero comprueba que el suelo está bien ventilado.

Consejos para mantener a las gencianas 

Lo mejor es no hacer nada! Las gencianas son muy resistentes y morirán de nuevo por encima del suelo e hibernarán bajo tierra. Es importante dejar la planta sola para mantenerla saludable y que florezca abundantemente. Así que no la dividas ni la replantes, pero déjelo donde está. Dale a la planta algunos fertilizantes en la primavera para promover la floración y podrás disfrutar de estas plantas durante años.

viernes, 21 de julio de 2017

Cocinando en barbacoa de gas.

La cocina en barbacoa de gas es otra de las opciones de este tipo de cocina y que te permite disfrutar de tu tiempo libre en el exterior mientras cocinas para los tuyos o en compañía de invitados. A la hora de la calidad y el tipo de comida frente a las de carbón es la misma, es cuestión de gustos o de comodidad... en las barbacoas de gas no tienes que preparar el carbón previamente, ni recogerlo después, pero en los meses de frío las de carbón te sirven a la vez de fuente de calor y puedes aprovecharlo para calentarte después de cocinar en una hoguera de exteriores al reutilizarlo siempre dentro de recipientes específicos.

Las barbacoas de gas requieren un tiempo de encendido previo también, en contra de lo que muchos creen pensando que los preparativos de encendido son más rápidos. Veamos qué es lo que implica empezar a cocinar en una barbacoa de gas:

Comprobación de seguridad.

Lo primero revisar el estado de la manguera del gas, ver que no tenga ningún orificio, grietas o cualquier daño como el haberse decolorado por haber estado expuesta al sol. En esto hay que ser riguroso y evitar cualquier riesgo de fuga de gas, es mejor sustituir la manguera ante cualquier sospecha.

Conectar el gas.

Una vez, comprobado esto, conecta el gas a la barbacoa y abre la tapa de la misma. Abre la válvula de suministro de gas girándola en sentido contrario a las agujas del reloj. 
Enciende los quemadores. Gira el mando de control y pulsa el mando de encendido que hay al lado...debes esperar un poco a que el gas haga el recorrido y llegue a los quemadores.

Precalentar la barbacoa antes de cocinar.

Independientemente del modelo de barbacoa de gas que tengas, es necesario precalentarla como poco a 200ºC antes de cocinar en ella. Para ello, cierra la tapa y espera a ver que alcanza la temperatura indicada. El uso de la tapa en la cocción convierte además tu barbacoa en un horno.

Una vez que está preparada ya solo has de decidir qué sistema de cocción vas a utilizar...


Sistema de cocción directa.

Este método es para alimentos que necesitan menos de 20 minutos para estar cocinados. Y la manera es la siguiente:
- Enciende todos los quemadores y cierra la tapa.
- Cuando ha alcanzado los 200ºC, limpia con cuidado la rejilla con un cepillo especial para barbacoas, después engrasala con aceite (los hay en spray) y sitúa los alimentos sobre la rejilla de cocción sobre los quemadores y cierra la tapa.

Sistema de cocción indirecta.

La utilizaremos para alimentos que necesitan más de 20 minutos de cocción. Debes usarla de la sigueinte forma:
- Enciende los quemadores exteriores. Si tu barbacoa tiene solo dos quemadores, enceiende solo el que está a un lado. Cierra la tapa como en el caso anterior y espera a que alcance la temperatura recomendada.
- Realiza los mismo pasos que en el otro sistema, pero la colocación de la comida esta vez, no ha de ser encima de los quemadores si no a un lado y cierra la tapa.

Si tu barbacoa fuera de un solo quemador, debes colocar el alimento en un soporte especial que eleva el alimento alejándolo del calor directo.

Ya solo queda descubrir recetas como las que nos proporciona la marca Weber, asómate a su web: www.weber.com



jueves, 6 de julio de 2017

Los secretos de los setos - II


Entre las plantas más utilizadas para la realización de setos están las coníferas, pero hay muchas opciones entre la familia de los arbustos que admiten también la poda y que permiten crear setos de diferentes tamaños y grosores, ya que no hay que confundir seto con muro vegetal, no todos son altos, no hay más que visualizar el diseño de los jardines franceses con parterres delimitados por setos bajos de Boj para entenderlo.                                           

En primero lugar queremos resaltar las variedades que utilizadas en el perímetro de una parcela, pueden suponer un elemento de defensa pues su textura espinosa ya sea en sus hojas o en sus tallos, pueden impedir el paso de alguien no deseado a través de ellos.  Así que apunta: Crataegus, Berberis, Ilex, y Gledtisia son algunos de ellos.

Piracanta
Paro aparte de este uso puedes utilizarlos para acotar espacios, para bordear camino, para estructurar el jardín, como freno al viento o bien para aprovechar el viento de una zona y traer aromas a una zona de estar si utilizas variedades fragantes como los Laureles, Eleagnus o Mirtos por ejemplo.

Has de tener en cuenta la altura que alcanzan en su momento adulto para calcular las distancias a las que plantarlos (*) aunque admitan la poda. Toma nota de algunas opciones…

Arbustos de altura menos a los 2m: Buxus sempervirens, Cotoneaster franchetii, Cotoneaster lacteus, Euonymus japonicus, Philadelphus coronarius, Ligustrum japonicus, Pittosporum tobira, Pyracanta spp, Taxus baccata, Viburnum Tinus,  Skimmia japonica…

Arbustos con altura superior a los 2m: Cupressocyparis leylandii (es además de los de crecimiento más rápido)  Cupressus arizonica, Prunus pisardii, Thuja plicata, Ligustrum ovalifolium…

Arbustos para setos de borduras: Lavándula angustifolia, Romero, Escallonias, Santolinas…






miércoles, 5 de julio de 2017

Los secretos de los setos - I


 El uso de setos delimitando los jardines en nuestro país es una práctica muy común, lejos de la imagen que nos ofrecen los diseños  paisajísticos de las urbanizaciones de las series norteamericanas como “Mujeres desesperadas” en las que los jardines de las casas estaban todos a la vista.

Pero si bien es cierto que los setos tienen una utilidad para lograr la intimidad en nuestros jardines, también son un recurso para cortar el viento en determinadas zonas, para delimitar espacios… y en cada caso será más útil un tipo de planta que otro.

Los arbustos y coníferas que admiten muy bien la poda serán el tipo de planta a utilizar, a no ser que queramos crear un seto alto, de mayor envergadura y en ese caso lo mejor es utilizar árboles completos como puede ser el caso de los cipreses, perfectos para crear una auténtica pantalla verde.

¿En qué época se puede plantar?
Las más favorables son el otoño y la primavera, aunque si son plantas que vienen en contenedor, se pueden plantar incluso en verano.

¿Cómo preparar el suelo?
Es aconsejable abrir una zanja de unos 50cm de profundidad (si el cepellón es de menos altura) y de la misma anchura y rellenar con sustrato preparado para el tipo de planta que vayamos a poner. Y previamente comprobar la capacidad de drenaje del terreno por si hiciera falta añadir grava.

¿A qué distancia hay que plantar?
Para evitar problemas con el vecino si se trata de la zona colindante, cuando sea una planta que en edad adulta no supere los 2m de altura, es mejor plantar a unos 50cm de separación de dicho lindero. Si la planta si supera esos 2m de altura deberá situarse a más distancia si no queremos que las ramas invadan el terreno de nuestro vecino. Y respecto a la distancia entre las plantas en línea, se espaciarán entre 40cm a 1m según las que sean, deberás preguntar a nuestros jardineros en cada caso.

Consejos
Tras la plantación debe hacerse un riego abundante y durante su primer año  también, por otro lado, aplica podas de recorte para estimular el crecimiento de brotes nuevos a finales de la primavera y en otoño tanto por los laterales como por la parte superior en los primeros años  y así conseguirás el tupido del seto.